Cómo escoger un regalo para personas con Alzheimer

regalos

Fin de año se acerca y seguramente es la época del año donde más regalos se hacen. Aún siendo un año atípico, con muchas dificultades por cuenta de la Pandemia del Covid-19, un regalo tiene un papel transcendental que va más allá del mundo consumista. Cuando se da un regalo, inconscientemente se mejoran y fortalecen las relaciones.

¡Pero ojo! Cuando hablamos sobre regalos, casi siempre pensamos en algo material. Pero no tiene porque ser así, ya que hay muchos otros tipos de regalos que no son materiales y pueden traer esta sensación de conexión y bienestar.

Una vez dada esta introducción (para quitarnos el peso del tema consumista) hablaremos un poco sobre ambos: el regalo material y el regalo emocional, pero haremos una orientación especial al regalo dado a una persona que tiene Alzheimer. Muchos familiares pueden preguntarse si vale la pena o qué pueden regalar.

Inicialmente, te ayudaremos a pensar en cómo elegir un buen regalo, luego te sugeriremos algunas alternativas.

El primer paso para elegir un regalo para una persona con enfermedad de Alzheimer es pensar en un regalo útil para la vida diaria, una adaptación que le facilite el cotidiano, ayudándole a mantener un cierto grado de independencia y seguridad. Si cuidas a la persona con Alzheimer lo más probable es que conozcas sus dificultades diarias, si no, pregúntale al cuidador qué regalo te sugiere teniendo en cuenta que quieres regalar algo útil para la vida cotidiana, que ayude con las dificultades en el desempeño de las tareas. Este tipo de obsequio puede ser un producto que le ayude a recordar tomar el medicamento o realizar una tarea diaria que con la progresión de la enfermedad es más difícil de realizar. Puede ser un elemento que le ayude a localizar algo, cuando se olvida de dónde debería estar. También podría ser algo que haga la vida más segura.

Otra sugerencia prácticamente tan importante como la anterior: tratar de encontrar algo que sea estimulante, divertido, algo que realmente le guste, que sea significativo. La línea de razonamiento aquí es regalar algo que pueda estimular las habilidades conservadas de la persona, a la vez que es placentero. Juegos, objetos que estimulan la memoria, libros adecuados y todo lo que pueda entrenar el cerebro mientras se realiza una actividad placentera y significativa.

No olvides que al elegir este regalo es importante tener en cuenta el estado de la enfermedad (es decir, lo que puede y no puede hacer).

En las primeras etapas, los obsequios no tienen por qué ser diferentes de los que podría haber dado antes del diagnóstico. Los juegos y las actividades deben reflejar sus intereses y desafiarlo a ejercitar tanto su cerebro como su cuerpo. A medida que la enfermedad progresa, las actividades deben ser menos exigentes, pero aún así deben reflejar sus intereses y mantenerla involucrada.

Los regalos para la etapa posterior deben enfocarse en brindar comodidad mientras estimulan los sentidos. Y recuerda, un obsequio que era apropiado cuando la persona estaba en las primeras etapas de la enfermedad probablemente no será adecuado para etapas posteriores. Los profesionales de la rehabilitación que atienden a su familiar también pueden darle muchas sugerencias sobre los mejores regalos y los más útiles para cada etapa de la enfermedad.

Regalos de etapa inicial / intermedia

Libros de actividades: juegos de matemáticas, crucigramas, juegos de estrategia, etc.

Entrenador personal o actividad física adecuada

Libros que enseñan o tratan temas de interés para la persona

CD de música o un reproductor con sus listas que recuerda tiempos, especialmente música que también estimula el recuerdo

Teléfono adaptado (números más grandes, foto de personas – ver detalles aquí)

Álbum de fotos familiar o momentos importantes en la historia de la persona

Juegos adecuados para el grupo de edad y la etapa de la enfermedad (rompecabezas, ajedrez, etc.)

Todo lo que estimule alguno de los sentidos (vista, oído, tacto, etc.).

Regalos de etapa tardía

Imágenes/videos para estimulación visual o auditiva: temas de una u otra naturaleza que sean de interés.

Ropa especial para facilitar el vestir / desvestir y otras adaptaciones

Objetos para estimulación táctil (puesto de control)

Colchón nuevo o silla adecuada para mantener la comodidad.

Ahora hablaremos sobre un otro tipo de regalo no material. Cuando una persona nos ‘regala’ su tiempo, haciéndonos compañía si estamos solos o enfermos; cuando una persona nos regala una caricia o un gesto de apoyo en un mal momento, cuando decidimos preparar un regalo artesanal con la persona…

¿Tienes otras ideas y te gustaría compartir? ¡Comentálas!

Algunas publicaciones que pueden ayudarlo a elegir y usar algunos regalos:

 – 6 consejos para estimular el cerebro de los mayores con Juegos

– Manualidades con Pasta de Sal: ideas para Adultos mayores y niños

Rompecabezas con fotografías

– Regalos para el día del padre: Dispositivos para mayores

Estimula la mente con este Juego de cartas versión navideña: ¡DESCARGA GRATIS!

5 libros para ejercitar el cerebro de adultos y ancianos

Alzheimer – crea una caja de recuerdos

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*