La siesta después de la comida estimula la función cognitiva

siesta

La siesta española es una tradición que se va perdiendo poco a poco en las grandes ciudades, aún sabiendo que esta costumbre puede recargar un cuerpo cansado. Pero, puede que volvamos a las tradiciones después de leer esto. Recientemente, una investigación ha encontrado que además del descanso también puede aumentar la función cognitiva. Un estudio observacional publicado en línea el 25 de enero de 2021 por General Psychiatry examinó a 2.214 personas sanas de 60 años o más en China, donde las siestas por la tarde son comunes. Se preguntó a los participantes si habían tomado una siesta durante al menos cinco minutos después del almuerzo. Dos tercios se quedaron dormidos y los demás no.

Después todos fueron sometidos a pruebas para medir diversas habilidades mentales, como la memoria, la denominación, la atención, el cálculo y la orientación. Luego, los investigadores obtuvieron más detalles sobre sus hábitos de siesta, incluido cuánto tiempo tomaban siestas y con qué frecuencia por semana.

Cuando los estudiosos compararon los resultados de la prueba con la información de la siesta, encontraron que las personas que hacían siesta puntuaban más alto en las pruebas cognitivas que que no lo hacían. Pero también importaba la cantidad de siestas. Las siestas más cortas y menos frecuentes, que duraban menos de 30 minutos, no más de cuatro veces por semana, se asociaron con el mayor beneficio. Las siestas más largas y frecuentes obtuvieron las puntuaciones más bajas. Además, las personas que deliberadamente tomaron una siesta en ciertos momentos, en lugar de hacerlo cuando se sentían cansadas, obtuvieron una puntuación más alta.

Los resultados sugieren que si haces una siesta, lo mejor es programar para dormir en las primeras horas de la tarde, con una duración igual o menor de 30 minutos (usa un temporizador para no quedarse dormido) e intentar mantener esta costumbre varias veces durante la semana.

Esta información fue publicada por el sitio web de Havard Health Publishing, y nos hace cuestionar cómo debemos pensar y qué pensamos incluir en nuestras vidas para tener más salud a medida que envejecemos, después de todo lo que buscamos es un envejecimiento saludable.

Si no sabes qué es el envejecimiento saludable (que “no es la ausencia de enfermedad”), ¡Mira este artículo aquí!

Otras publicaciones sobre el sueño:

Cómo mejorar el sueño de las personas mayores

Alzheimer: Cómo dormir bien (aunque seas el cuidador)

¿Por qué la música puede ayudarte a dormir y envejecer bien?

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*