Cambios para adaptar la casa para una persona con Alzheimer

modificaciones hogar ancianos

Poder envejecer en nuestra casa es el sueño de muchas personas cuando cuestionadas sobre dónde desearía pasar su vejez. Sabemos que para esto, muchas veces es necesario adaptar el hogar, pensando no solamente en el bienestar de la persona mayor pero también en su seguridad.

Pero en el caso de un diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer es posible que tengamos que adelantar algunos ajustes y cambios en el entorno de nuestro hogar para que este pueda seguir siendo adecuado al proceso de envejecimiento con la enfermedad. Con todo lo que implica la enfermedad seguramente contar con un hogar acogedor y seguro les permitirá tener más momentos con autonomía y independientes.

Para alguien que está envejeciendo, especialmente con Alzheimer, el hogar es el sitio más probable dónde ocurran lesiones, seguramente porque es donde pasará más tiempo. Por esto en la etapa temprana ya debemos hacer los cambios que sean posibles para que la persona se vaya adaptando a las diferencias.

Cómo hacer que el hogar sea más seguro para una persona con Alzheimer

El primer paso es detectar que situaciones pueden poner en riesgo al anciano para efectuar los cambios necesarios con el objetivo de evitar futuros accidentes. Recuerda que a la medida que la enfermedad progresa la persona puede experimentar confusión, desorientación y dificultad para recordar qué es seguro y qué no, estando de este modo más susceptible a accidentes en el hogar.

Algunos de los cambios son tan simples como mover cosas, mientras que otros pueden implicar modificaciones en el hogar más complicadas y costosas. Puede que necesites usar el seguro de vida (puedes vender la póliza si la tienes) para pagar las modificaciones, pero esto puede ser considerada una buena opción ya que también podrá ser usada para gastos médicos o mantenimiento de la vida diaria.

Para facilitar la detección de posibles problemas y sitios dónde pueden ser necesarios ajustes, observa esta lista donde enumeramos situaciones peligrosas para el envejecimiento en el hogar:

Caídas: a medida que avanza la enfermedad de Alzheimer, el riesgo de caídas aumenta. Para reducir este riesgo, quite las alfombras, los cables que estén en el piso y cualquier otra cosa que pueda causar tropiezos. Instale un pasamanos en todas las escaleras para evitar tropezar o caerse. Los baños pueden ser especialmente peligrosos porque el agua aumenta el riesgo de caídas. Es posible que desee instalar una ducha a ras de suelo y barras de apoyo para que moverse sea más seguro.

Puedes leer más sobre este tema: Cómo evitar las caí­das de los ancianos

Quemaduras: Aunque la persona no tenga la costumbre de cocinar, existen otros puntos que pueden generar quemaduras. Haz una revisión en la casa y apunta en una lista todo lo que pueda causar quemaduras.
Por ejemplo: En la cocina, instala cerraduras de seguridad en las puertas del horno, las perillas de la estufa y los lavavajillas. Ajusta su calentador de agua a una temperatura máxima que no se queme cuando los grifos estén abiertos. Si la casa tiene tubos de metal o radiadores, cúbrelos con material aislante. Si tiene una chimenea a gas, instala un mecanismo de bloqueo para que no se pueda encender y usa una pantalla contra incendios.

Materiales peligrosos: Muy similar a cuando tenemos niños pequeños en casa, es importante mantener todos los materiales que serían peligrosos si se consumieran, incluidos los medicamentos y los suministros de limpieza, almacenados en armarios que estén fuera de su alcance y protegidos con candados o llaves.

Confusión y frustración: Ya sabemos que los olvidos, la confusión y también las alucinaciones son una dura realidad que hace parte del Alzheimer. Algunas personas con demencia pueden comenzar a escuchar, ver, oler o incluso saborear cosas que no son reales. Estas situaciones pueden representar peligros reales, pero puede cambiar algunas cosas en su hogar para reducir las confusiones. Un punto importante es que puedan diferenciar el día de la noche, para esto sería ideal que el hogar tuviera mucha luz, especialmente una iluminación que se sienta natural. Si no es posible, hay que acordarse de abrir bastante las ventanas por la mañana. Además una buena iluminación también reduce las caídas. Otro gran consejo para reducir la confusión puede ser usar el contraste para que sea más fácil para la persona encontrar los elementos necesarios. Por ejemplo, que el color de la pared sea diferente del suelo, evitar muchos adornos y dar prioridad a tonos claros y calmos.

Deambular: El riesgo de deambular existe y seguramente es de los que presenta los mayores peligros. Esto porque con la deambulación ocurren las pérdidas de las personas con Alzheimer. Existen una serie de herramientas y trucos que puedes utilizar como: instalar cubiertas especiales en las manijas de las puertas, poner alarmas para puertas y ventanas. Pero te recomendamos que leas:
Cómo evitar la pérdida de la persona con Alzheimer   para que recibas más consejos sobre este tema.

Una vez detectados estas fuentes de peligro, debes empezar a efectuar los cambios necesarios. La seguridad es un factor clave para que se pueda envejecer en el hogar con una mejor calidad de vida y autonomía de la persona mayor.

Fuente de inspiración: thediaryofanalzheimerscaregiver.com
Complementa esta información:

Baño adaptado. 4 consejos para el hogar de personas con Demencia

Cómo tener una habitación adecuada para tu envejecimiento en casa

Adaptaciones para tener un lavadero más seguro y accesible para la persona mayor

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*