¿Por qué es importante la inclusión digital para las personas mayores?

inclusion digital

El acceso a Internet se reconoce cada vez más como un determinante social de la salud. A medida que el mundo evoluciona para muchos privilegiados, la vida cotidiana se vuelve más digital y siendo así sabemos que la tecnología digital desempeñará un papel más determinista en todos los aspectos de la sociedad en el futuro cercano. Esto seguramente afectará la salud y el bienestar de las personas de todas las edades. Las tecnologías digitales están remodelando la forma en que accedemos a oportunidades, información, productos y servicios. Pero, no todos están incluidos en esta evolución, sea por falta de recursos o por falta de formación, la realidad es que muchas personas de edad avanzada sienten que están siendo excluidas en este proceso.

¿Por qué es importante la inclusión digital para las personas mayores?

Cuando hablamos de inclusión digital no hablamos solamente de que la persona mayor tenga un smarthpone y pueda enviarnos mensajes rápidos. Nos referimos a todas las actividades necesarias para garantizar que las personas y comunidades, incluidas las más desfavorecidas, tengan acceso y uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Esto incluye 5 elementos:

1) servicio de Internet de banda ancha sólido y asequible;
2) dispositivos habilitados para Internet que satisfagan las necesidades del usuario;
3) acceso a formación en alfabetización digital;
4) soporte técnico de calidad;
5) aplicaciones y contenido en línea diseñados para permitir y fomentar la autosuficiencia, la participación y la colaboración.

La inclusión digital puede tener un profundo impacto en el acceso a oportunidades en salud, empleo, educación y formación, ocio y actividades sociales. Dado que el Covid-19 ha planteado desafíos a la inclusión en varios ámbitos de la vida y ha exacerbado la brecha digital para los grupos vulnerables y desfavorecidos, destacamos la importancia de promover la inclusión digital y garantizar que muchas más personas puedan beneficiarse del uso de Internet y de los medios digitales y servicios.

Aprovechar la tecnología para invertir en el sistema de salud y crear entornos digitales amigables con las personas mayores puede traer beneficios no solamente para las estas, pero también para la economía y la sociedad en general.

En un reciente artículo de investigación escrito por el Centro Colaborador de la OMS para la Salud Digital – WHO Collaborating Centre for Digital Health – describe cómo promover la inclusión digital para las personas mayores requiere colaboraciones multisectoriales e intersectoriales para superar las barreras a la inclusión digital, como las barreras psicosociales, físicas, sanitarias y financieras, garantizar que las personas mayores puedan participar de manera significativa y segura en el mundo digital. Dichos esfuerzos pueden contribuir a lograr la visión de un envejecimiento saludable.

digital-literacy

Observación. La imagen se creó para mostrar que la alfabetización y el acceso digital, incluidas las habilidades, la conectividad, los dispositivos, las aplicaciones y la capacitación y el soporte técnico, se relacionan con todos los demás dominios de los determinantes sociales de la salud. De “La inclusión digital como determinante social de la salud”, NPJ Medicina Digital [J], 4(1): 1-3. de Cynthia J. Sieck, Amy Sheon, Jessica S. Ancker, Jill Castek, Bill Callahan y Angela Siefer (2021) [2].

La tecnología digital es importante para mejorar la salud y el bienestar de las personas mayores (ver Figura). Se puede emplear para mantener la autonomía y la capacidad de independencia, así como para mantenerse conectado socialmente en la vejez, lo que conduce a una mejor calidad de vida y autoestima.

Un estudio de Japón encuentra evidencia de una fuerte asociación entre el uso frecuente de la tecnología y buena salud y bienestar, particularmente bajo riesgo de depresión, alta autopercepción de salud, mayor capacidad para las actividades de la vida diaria y buenas relaciones sociales. Las inversiones en soluciones tecnológicas para la prestación de servicios de atención social y de salud, como herramientas de gestión de enfermedades crónicas, herramientas de control del estado físico y rehabilitación, pueden contribuir al crecimiento a largo plazo de la “economía plateada”.

Si este tema te interesa seguramente disfrutarás de las siguientes lecturas:

Envejecimiento en la era digital: estrategias para lograr la inclusión

¿Por que debemos usar internet una vez jubilados?

¿Teléfono Móvil «Senior» o Smartphone adaptado? Entienda las diferencias

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*