De forma resumida: ¿qué es la demencia?

demencia y alzheimer

Entender es el primer paso para ir en busca de un diagnóstico (sin “complicaciones”), para ir en busca de tratamientos adecuados cuando ya sabes que lo tienes y también de pautas que pueden tener un impacto positivo en el nuevo estilo de vida.

Mucha gente piensa que la demencia es la enfermedad de Alzheimer, pero la demencia es más que un término para una enfermedad. Recuerda que el Alzheimer, es el tipo más común de demencia pero no es el único.

La demencia es:

Término elegido en el campo de la medicina para describir un grupo de enfermedades, como la enfermedad de Alzheimer/demencia.

Un punto muy importante que hay que entender sobre la demencia es que no forma parte del envejecimiento normal. La edad avanzada es un factor de riesgo para la demencia, pero no significa que todas las personas que envejecen tendrán demencia. Todos olvidamos un nombre o una cara a veces. Especialmente a medida que envejecemos. Pero la demencia es algo diferente.

La demencia es un término general que se aplica a varias condiciones en lugar del nombre de una enfermedad.
Trastorno neurocognitivo es un término más reciente que algunos médicos e investigadores utilizan en lugar de Demencia y tiene el mismo significado. Y te puede ayudar a conocer otro término además de Demencia para investigar.

¿Cuál es la diferencia entre la demencia y la enfermedad de Alzheimer?

La enfermedad de Alzheimer es la causa más frecuente de demencia irreversible en adultos. Entonces, es por eso que el término Demencia está tan asociado con la enfermedad de Alzheimer.
Prácticamente podemos afirmar que no hay dos tipos de demencia iguales. En diferentes tipos de demencia hay daños en diferentes partes del cerebro.

Además del Alzheimer, hay otros tipos de demencia, como:

demencia vascular (causada por problemas con el suministro de sangre al cerebro)
demencia mixta (generalmente enfermedad de Alzheimer y demencia vascular)
demencia con cuerpos de Lewy
demencia frontotemporal (incluida la enfermedad de Pick)

Pero existen también lo que llamamos «Demencia reversible».
Algunas condiciones que causan síntomas de demencia son reversibles. El primer paso a investigar son las causas reversibles. Descartar una por una de estas condiciones puede llevar mucho tiempo, pero el tiempo y el esfuerzo valen la pena para resolver el problema o diagnosticar correctamente.

Las principales causas reversibles de la demencia son:

  • Infección,
  • deficiencia de vitaminas y
  • disfunción tiroidea.

Los problemas relacionados con los medicamentos pueden ser la causa, especialmente en personas que toman muchos medicamentos. Hay otras causas, como exceso de líquido en el cerebro o tumores cerebrales.

Recuerda que aun no hay cura para la demencia, pero los científicos e investigadores están trabajando duro para encontrarla. Hasta que llegue ese día, hay soportes y tratamientos disponibles que pueden ayudar con los síntomas y controlar la vida diaria. Esto puede permitir a las personas con demencia llevar una vida activa y decidida y seguir haciendo las cosas que más les importan.

¿Aún tienes alguna pregunta sobre la demencia? ¡Cuéntanos! Y si crees que puedes tener síntomas asociado a la enfermedad es importante ir al médico de cabecera tan pronto como sospeche que hay un problema.

También te puede interesar:

4 cosas que tienes que saber sobre la demencia

Un libro esencial para quién cuida a personas con Alzheimer: El día de 36 horas

Hasta que punto es considerado normal el olvido

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*