La inteligencia artificial puede ayudar en el tratamiento del Parkinson

parkinson inteligencia artificiall
Foto: BBC.com

Utilizar técnicas de inteligencia artificial para controlar los síntomas de la enfermedad de Parkinson e incluso ayudar a tratarla, ¿te parece algo futurista?

Pues recientemente se dio a conocer un ensayo médico realizado por ingenieros del Imperial College y una start-up, en colaboración con un consultor neurólogo del Charing Cross Hospital de Londres, en que se hacía uso de la inteligencia artificial para lidiar con la enfermedad de Parkinson.

Para muchos pacientes los medicamentos existentes para tratar los síntomas que actúan reemplazando la dopamina faltante, no siempre son eficaces principalmente porque la dosis de cada persona, así como la manera como la enfermedad actúa es diferente y difícil de comprobar.

El proyecto consiste en monitorear /evaluar una rutina constante de una persona con párkinson con el uso de dispositivos que contienen sensores puestos en el brazo de la persona y conectados a una tableta.
La idea es que los datos registrados por los sensores y el video de la sesión enseñen gradualmente al sistema de IA cómo clasificar los síntomas como lo hace un médico humano.

Los neurólogos usan lo que se llama UPDRS, el puntaje unificado de calificación de la enfermedad de Parkinson, para calibrar la gravedad de los síntomas de un paciente.

El equipo del Imperial College no está solo en la exploración de cómo se pueden usar los dispositivos portátiles para diagnosticar y monitorear la enfermedad de Parkinson. Aunque los sensores portátiles son un tema popular en la investigación del Parkinson desde hace varios años en el caso de esta investigación la idea es que vaya más allá que cualquier otra en la recopilación de datos. Abarcarán todos los síntomas principales del Parkinson: rigidez de las extremidades, temblores y lentitud de movimientos. La buena noticia es que para finales de este año la startup SERG Technologies pueda lograr poner en el mercado un dispositivo simple, agradable y delgado, más adaptado a las personas que tienen la enfermedad.

Aunque parezca simplemente un «evaluador de datos al hacer ejercicios» la idea es que más adelante se pueda recopilar datos a medida que las personas realizan su vida diaria. O sea no tendrán que pararse delante de una tableta haciendo determinados movimientos para ser evaluados. Será algo más fluido en la rutina como:

«cuando tomas la taza de café, cuando coges el lápiz o bolígrafo, tendríamos algo que podrías usar discretamente todo el día que seguiría registrando lo que estás haciendo».

Esto unido con los datos sobre cuándo un paciente toma un medicamento, haría que el dispositivo inteligente proporcionase un monitoreo continuo de cómo respondió un paciente. «Es de esperar que esto proporcione un tratamiento más personalizado y adaptado a un paciente individual», dice el Dr. Tai responsable por el estudio.

Según es mismo médico, «todavía necesitamos tener algo que pueda ralentizar el proceso de degeneración cerebral, pero eso no significa que no podamos optimizar el tratamiento al mismo tiempo mientras estamos tratando de encontrar una cura para la enfermedad de Parkinson».

Cada paso es logro en este largo recorrido que tenemos en busca de la cura de esta enfermedad, ¿no?

Fuente: BBC News

Si quieres leer más sobre el tema:

Concienciar sobre el Parkinson

10 cosas que deberías saber sobre el Parkinson

¿Conoces las diferencias entre el Parkinson de origen cerebral y el de origen corporal?

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*