Usa anuncios de revistas en estimulación y rehabilitación cognitiva

mujer ojeando revista

Puede surgir una experiencia muy productiva cuando se utilizan anuncios de revistas para estimular al mayor.

El estilo de la revista dependerá de las preferencias de la persona que será estimulada. Las revistas que muestran la vida social de las celebridades por ejemplo, tienen muchos anuncios dirigidos a la audiencia femenina, por lo que aparecen varios tipos de imágenes relacionadas con la higiene, la belleza e incluso la cocina. Hay otras que son dedicada a recetas que también pueden llamar la atención. Las revistas deportivas o relacionadas al mundo de los coches pueden ser útiles para las personas que se entusiasman con estos temas.

No es raro encontrar a este tipo en la revista en la casa de los clientes y en la sala de espera de las clínicas.

Úsalas y tendrás un “plato lleno” para actividades cognitivas. En general, puedes fomentar:

– Identificación y denominación de productos y marcas.
– Reconocimiento de productos  que tengan en su domicilio.
– Memoria: Anima al cliente a recordar dónde están los productos en casa y cómo usarlos.

Recuerda que a medida que la persona habla sobre el producto, se requieren varias otras habilidades, atención, fluidez verbal …

Además de todos los componentes perceptivos necesarios para el reconocimiento de los productos en las imágenes. 😉

Dependiendo de los objetivos terapéuticos, la actividad puede encajar como un guante. Este tipo de actividad también puede ser usada en casa. Puedes recortar las imágenes que sepas van a interesar a la persona mayor y empezar el trabajo.

Hoy por ejemplo yo solo tenía por aquí revista de supermercado con recetas y productos; Mirad las imágenes que he escogido para trabajar:

revistas

– Productos de Higiene personal
– Estilo de Vestir
– Bebida
– Postre y sus ingredientes

Con este material puedes trabajar una variedad de actividades como propuesta anteriormente. También podemos aprovechar para estimular algunas habilidades cognitivas como la memoria usando el ejercicio  “¿Hay o no  hay en casa?” de lo cual ya hemos hablado en Reab antes. Si no te acuerdas, pulsa aquí y te llevaremos a la actividad.

Interesante ¿verdad? ¡Esperamos que te pueda ser útil!

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*