Hogar inteligente: beneficios y desafíos para las personas con discapacidad

casa inteligente

Hay algunas actividades en casa que parecen sencillas de realizar, pero para algunas personas con discapacidades pueden ser muy desafiantes. Las casas inteligentes han venido a revolucionar esta realidad.

Básicamente son tecnologías caracterizadas por dispositivos y / o sistemas que automatizan algunas tareas del hogar. Ejemplos son el control de algunos ambientes (iluminación, sonido, puertas), soporte y seguimiento de algunas actividades, siempre teniendo en cuenta la seguridad y salud de la persona de forma remota (a distancia) y en privado, pero todo muy bien pensado y basado en necesidad específica de cada individuo.

Las casas inteligentes se conocen desde hace algún tiempo, pero aún no son tan populares en lo que respecta a costos y operatividad. En Australia ya existen algunos programas que permiten adherirse al sistema, donde se facilita el acceso a la tecnología y la conexión a internet para personas con discapacidad.

Un artículo publicado en Disability and Rehabilitation: Assistive Technology trae los beneficios y desafíos de las tecnologías a la independencia, participación y calidad de vida de las personas con discapacidades y necesidades más complejas.

En el artículo, al examinar las tecnologías de forma aislada, algunos usuarios informan que con el uso de la asistencia por voz, por ejemplo, pudieron mejorar la organización y la gestión del tiempo. Sin embargo, otros describieron que el uso de este formato de voz provoca un extrañamiento con el sentimiento de “pérdida de control” o autonomía, lo que genera frustración. Esta perspectiva deja claro que cada tecnología debe pensarse de forma aislada en función de la experiencia y experimentación de cada usuario.

Sin embargo, incluso con la divergencia de opiniones sobre el uso de tecnologías, los profesionales de la salud informan que la calidad de vida relacionada con la salud ha mejorado después de la implementación de nuevas tecnologías de asistencia, con resultados positivos a largo plazo en sus dominios, la calidad de la atención. vida, autoestima, sentido de competencia, utilidad y adaptabilidad, aumentando su desempeño en las actividades de la vida diaria y participación social.

Hay varias opciones de tecnologías enumeradas en el estudio, que van desde una lámpara que se enciende automáticamente cuando el anciano se levanta por la noche, hasta pequeños robots que dispensan y recuerdan la hora de cada medicamento.

Otro punto digno de mención es la afirmación de los cuidadores sobre los beneficios de implementar tecnologías en su rutina, informando que estas han reducido la sobrecarga física y de tiempo, además de la sensación de control, lo que les permite relajarse utilizando tecnologías remotas. Seguimiento dirigido principalmente a la seguridad de personas con alguna discapacidad intelectual.

“En general, las tecnologías de la comunicación y el hogar inteligente sirven para beneficiar a sus usuarios y generar un impacto positivo, lo que genera una variedad de resultados”. dice el estudio. Varios autores señalaron una mayor independencia y participación como resultados importantes del uso de la tecnología.

Para acceder al estudio completo, haz clic aquí.

Lee más en:
¿Cómo los asistentes virtuales pueden ayudar a la tercera edad?

Aplicación que hace que el teléfono móvil de los mayores sea “fácil de usar”

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*