Dos robots pensados para mejorar la calidad de vida de mayores con demencia

imagenes: @nuka @tombot

La robótica aún es un tema que vemos como futurista, aunque poco a poco se va adentrando en nuestras vidas.

Las terapias asistenciales con robots-animales ya son una realidad en muchos países, de los cuales podemos incluir España. Son varios los centros y residencias que con la indicación de terapeutas ocupaciones y psicólogos implantaron terapias asistenciales con robots como son la foca Nuka y el perrito Tombot.

Con el envejecimiento de la población mundial sabemos que un gran problema que asola a muchos mayores es la soledad indeseada. El uso terapéutico de la inteligencia artificial presenta cada vez más posibilidades para este público: interactuar con los robots que se parecen un animalito de peluche permite mejorar la depresión, la ansiedad, el dolor, el estrés, la soledad y también problemas de comportamiento en casos de personas mayores con deterioro cognitivo como el Alzheimer. Inspirados en la terapia animal pueden colaborar a mejorar la agitación y la agresividad o el deambular, asociados a las demencias por ejemplo. Además de ser un tratamiento no farmacológico.

¿Será que la robótica va a ser capaz de mejorar en calidad de vida de las personas mayores en el futuro? Es la pregunta que nos hacemos y también la hacemos a ti.

Aquí te presentamos los 2 más destacados hasta el momento:

1 – Nuka, la foca

nuka la foca

El robot con apariencia de foca se está utilizando para permitir que la terapia asistida por animales sea llevada a hospitales e instituciones donde no es permitido el acceso a animales reales, debido a dificultades de cuidado, higiene o logística. La foca, conocida mundialmente como Paro (Personal Asistant Robot) se llama Nuka y es un bebé foca que se ha desarrollado en Japón. Posee sensores de luz, micrófonos para reconocer el habla e identificar de dónde viene el sonido y sensores táctiles a lo largo de todo su cuerpo, para saber dónde y cómo le están tocando. De acuerdo con su creador, Takanori Shibata “A Nuka le gusta que le abracen, así que intenta que se le abrace y va cambiando gradualmente su comportamiento buscando el abrazo”. Además, al tener incorporada inteligencia artificial puede adaptar su comportamiento y su respuesta en función del entorno. Y también tiene la capacidad de aprender. “Si el usuario le da un nuevo nombre, Nuka gradualmente aprende que tiene un nuevo nombre y empieza a responder a ese nuevo nombre” asegura.

Si quieres saber más sobre Nuka  y ver un video muy interesante, mira aquí: El robot más terapéutico del mundo ayuda a las personas mayores con demencia

2 – Tombot, el perro robot

tombot perro robot

Este cachorro de Golden Retriever es muy realista: se mueve y se comporta como un perro de verdad. Está diseñado para mejorar la calidad de vida de las personas mayores con demencia. Ya habíamos hablado sobre él aquí.

Numerosos estudios científicos revelan que adoptar una mascota tiene diversos beneficios para la salud. Los animales nos hacen compañía, eliminan los sentimientos negativos asociados a la soledad y producen felicidad, alivian la depresión y reducen el estrés, entre otras ventajas. Tener un animal robótico Ofrece todos los beneficios de una mascota real pero con la ventaja de que no es un ser vivo que requiere cuidados, además de que la podemos tener en sitios donde no son permitidas las mascotas de verdad.

De acuerdo con su creador, la idea surgió cuando le diagnosticaron alzhéimer a su madre, ya que ella tenía un cachorro de dos años. Cuando ya no podía hacerse cargo de él tuvieron que dárselo a los vecinos. Él empezó a investigar sobre robótica asistencia y emocional y desarrolló Tombot. El robot, así como la foca Nuka está equipado con sensores táctiles en todo el cuerpo. Gracias a esto, es capaz de reaccionar dependiendo de cómo y dónde lo tocan. También puede responder a la voz del usuario, ladrar y emitir los sonidos que haría un ejemplar de su raza, realizando varias acciones cuando le hablas.

Tombot consiguió la financiación necesaria para lanzar el producto al mercado a través de una campaña de crowdfunding en KickStarter. Y se puede reservar uno de la “nueva camada” en la página web oficial por un coste desde 399 dólares.

Puedes ver un vídeo aquí:

¿Qué te parece este tipo de terapia? De acuerdo con la experiencia profesional de centros españoles que la están utilizando logran una mayor interacción con las personas con demencia, desde sonrisas, movimientos de miembros superiores, uso del tacto para provocar nuevos y agradables estímulos.

La roboterapia asistencial consigue a su vez reacciones ante estímulos que no se consiguen en los pacientes con otras terapias o técnicas aplicadas en patologías como el alzhéimer avanzado, esto no significa que sea un sustituto para el cuidado, el apoyo y el compañerismo que deben ser cumplidos por los humanos y no puede sustituirlos en la vida de la persona mayor ¿verdad?

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*