Consejos para elegir juegos y materiales lúdicos para personas mayores

persona mayor jugando

Ya tenemos algunas publicaciones donde mostramos varios juegos y recursos que conocemos y/o recibimos como indicación de las personas que trabajan con los ancianos, ¡échale un vistazo haciendo clic aquí!

Pero, además de indicar, también es importante revelar los detalles que nos hacen darnos cuenta de que los juegos son apropiados para ser trabajados y utilizados como estímulo para la audiencia en cuestión.

Aquí hay 6 consejos para que descubras nuevas herramientas y materiales que ni siquiera hemos publicado aquí y que pueden estar ocultos en la parte inferior del estante de la tienda, generalmente perfectos para regalar y / o estimular una persona mayor, ¿Vamos a ellos?

– Preferiblemente escoge juegos con colores contrastantes:
Algunas personas mayores pueden tener dificultades visuales que dificultan la comprensión e incluso la posibilidad de resolver el desafío que ofrece el juego. Por lo tanto, los colores contrastantes en blanco y negro o amarillo y negro pueden facilitar el uso de las piezas y resolver los problemas propuestos.

– Ten en cuenta el tamaño de la letra y el tipo de fuente:
Las letras tipo “serif”, muy delgadas y / o pequeñas, pueden dificultar la lectura y la comprensión del material, haciendo que muchas veces los ancianos pierdan el interés o tarden más de lo necesario en comprender y resolver la actividad.

– Elige juegos sin elementos infantiles:
Los juegos con características infantiles pueden desalentar la participación de los ancianos, por mucho que el rompecabezas sea muy bueno, evite materiales con elementos gráficos como muñecas, coches infantiles o personajes de dibujos animados.

Las personas a menudo confunden la fragilidad que puede venir con el envejecimiento con la discapacidad que se puede encontrar en la infancia.
(Lea: Terapia de muñecas para personas mayores con Alzheimer)

– Observa si las piezas son “fáciles de coger”:
Las piezas pequeñas y muy ligeras y las tarjetas delgadas pueden dificultar el manejo. Pensemos en el simple ejemplo de las fichas de dominó: sostener piezas de dominó que son más anchas y pesadas es más fácil que recoger de la mesa y / o sostener cartas de una baraja.

– Ten en cuenta la jugabilidad:
Lee las instrucciones e incluso usa el juego con otros antes de usarlo para estimular a los ancianos. También es importante observar si el juego está de acuerdo con el entendimiento para evitar posibles frustraciones y retiros. Por ejemplo: Evita juegos con preguntas que requieren respuestas elaboradas para personas mayores con bajos niveles educativos o discapacidades cognitivas avanzadas.

Asegúrate de que la persona mayor entienda cómo funciona el juego: “Hola, Sr. José, ¿lo ha entendido? ¡Hagamos un movimiento de prueba! Algunos juegos requieren muchas etapas, tienen muchas reglas e incluso varios cambios de turno entre jugadores. Por lo tanto, explique las reglas, facilítelas (consejos para una buena comunicación con la persona mayor) y haga un movimiento frente a ellas para asegurarse de que entiendan cómo funciona el juego en la práctica.

¿Te gustaron los consejos? Disfruta, comparte y etiquétanos en @reab.esp

Ah! No olvida visitar nuestro canal de YouTube, también está lleno de consejos para aquellos que trabajan y desean estimular a las personas mayores.

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*