Terapia con muñecas para personas mayores con Alzheimer

Actualmente hay cierto debate sobre el uso de muñecas como método para reducir la agitación y la agresión en algunos ancianos en la etapa intermedia o avanzada de la demencia.

Algunos profesionales en el campo de la Gerontología informan que insertar el uso de muñecas o cualquier juguete para los ancianos con demencia puede infantilizar el proceso de cuidado por parte del miembro de la familia u otros, que ven a los mayores como niños, utilizando de manera inapropiada, lo que puede incluso perjudicar el diálogo y llevando a los ancianos a tener comportamientos infantiles.

Otros, incluso sin recomendar el uso directo, piensan mejor antes de restringirlo, especialmente cuando la familia informa que los ancianos están encantados con la muñeca, poniéndole nombre, alentando los diálogos y preocupándose como con un bebé real, reduciendo así algunos momentos de agitación y agresividad.

Un estudio de revisión sistemática publicado en la Base de datos JBI Database of Systematic Reviews and Implementation Reports (referencia al final de la publicación) sugiere que hay evidencia limitada para apoyar el uso de la terapia con muñecas para controlar la agitación y la agresión.

Encontramos una historia en el sitio web de Alzheimer 360° que trajo algunos beneficios y contraindicaciones para el uso de muñecas como un tratamiento alternativo para el público.

El estudio Doll Therapy, que comenzó en el Reino Unido, informa que el uso de drogas psicotrópicas ha disminuido del 92% al 28% de los residentes, ya que algunos de los beneficios tienden a tranquilizar y disminuir la agitación en estas personas mayores.

Algunos beneficios:
– Tranquiliza
– Ofrece comodidad;
– Alivia la angustia de los ancianos;
– Reduce el estado de confusión;
– Reduce la agitación;
– Trae la sensación de utilidad, por sentirse responsable de la muñeca;
– Estimula la comunicación, el lenguaje y la interacción.
– Tiene estimulación sensorial.

Pero cuidado, no siempre se espera que ocurra, algunas personas mayores pueden llevar consigo un sentido de responsabilidad mucho más allá de lo esperado, generando angustia por tener que cuidar a un bebé o desánimo por no poder ser correspondido. Como es un área de estudio aún en desarrollo, es importante que los profesionales que tratan con los ancianos y sus familias tengan una mirada crítica sobre cómo se usa el juguete y si se inserta / conduce de la mejor manera, especialmente evitando la infantilización y aumento de la agitación y el nivel de estrés.

Y tú, ¿qué piensas de este tipo de recurso? Crees que una muñeca puede ser un regalo válido para una persona mayor?
¡Déjanos tu opinión aquí en los comentarios o cuéntanos allí en nuestro Instagram o Facebook @reab.esp !

Si quieres ver el artículo completo en inglés: Fernandez, R., Arthur, B., Fleming, R. & Perrin, C. (2014). Effect of doll therapy in managing challenging behaviors in people with dementia: a systematic review. 12 (8), 330-363.

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*