Cohousing Sénior: una nueva realidad para vivir tu vejez

viviendas colaborativas

¿Conoces el concepto de cohousing o vivienda colaborativa? Hace un tiempo hablamos sobre un pueblo dedicado a personas con Alzheimer que funciona en este estilo. Si no has leído, clica aquí.

“El cohousing es una forma de convivencia, que se originó en la década de los 80 en Holanda y Dinamarca, y que se basa en un estilo de vida en comunidad, pero con viviendas independientes. Son los socios de la comunidad quienes gestionan el edificio o el residencial en el que viven donde, además de los hogares particulares, hay zonas comunes en las que los vecinos comparten su día a día, se ayudan y disfrutan juntos.”

Cada vez más este concepto viene creciendo como una posibilidad real de vivir la vejez con una autonomía conquistada y mantenida por la propia persona que envejece. Una vejez diferente del padrón a que nos hemos acostumbrados hasta ahora donde las opciones se limitaban a: vivir en residencias para mayores, vivir con los familiares, o en pisos con servicios o en otros casos en el propio domicilio con apoyo de familiares o cuidadores.

Lo interesante de este fenómeno más corriente en países del norte de Europa, es que no se trata apenas de estructurar un proyecto arquitectónico con áreas individuales y colectivas. Consiste en una nueva forma de entender el envejecimiento como una etapa más de la vida. Es el decir no a la soledad y guiar la dirección de un futuro, conociendo el envejecimiento como otra etapa de la vida pero en que se pueda aún elegir cómo se quiere vivir, con quién, dónde, y con qué estilo de vida.

En España ya hay proyectos de cohousing en varias regiones, siendo Cataluña, Madrid y Andalucía, las comunidades con mayor índice de penetración. En Málaga, Andalucía, en el año 2000 se inauguró la primera cooperativa de personas mayores, el Residencial Santa Clara, una idea de un grupo de vecinos y amigos de una parroquia de barrio que se hizo realidad. Empezaron una cooperativa con los ahorros que tenían y periódicamente aportaron más dinero. Poco a poco siguieron los pasos, compraron un terreno, construyeron un edificio con apartamentos y muchos espacios comunes para actividades de todo tipo. Una vez acabada la obra lograron mantener la cooperativa que fue la manera de autogestionar el futuro de la comunidad como ellos querían.

Después de esto varios proyectos más empezaron a ser construidos en el territorio español, cada uno con sus peculiaridades pero con un elo en común:

“ todos son la respuesta a una insatisfacción generacional y que va más allá del cohousing: no quieren «depender» de sus hijos ni quedarse aislados en su propia casa o en una residencia, quieren continuando siendo autónomos y decidiendo sobre la su propia vida.”

Es un tema que nos da mucho que hablar.  Actualmente hay iniciativas que se dedican a que esta nueva manera de pensar y de vivir tenga éxito como es el caso de cohousingspain . Esta es una iniciativa de innovación social sin ánimo de lucro cuya misión es contribuir, desde un enfoque humanista e integrador, al crecimiento, desarrollo y consolidación de una diversidad de iniciativas de vivienda colaborativa o cohousing en España.
Otros como el proyecto MOVICOMA estudian más a fondo el movimiento de vivienda colaborativa de personas mayores en España. Sobre estos hablaremos más adelante.

¿Qué os ha parecido la idea?

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*