Actividad para personas mayores: ¡reconociendo los momentos felices del día!

felicidad

¿Vamos a realizamos una actividad con los ancianos para cultivar la sensación de bienestar? Es una oportunidad para tener una conversación sobre lo que pasa en sus rutinas y de encontrar lo que es bueno para ellos. Saber reconocer las actividades que refuerzan el bienestar puede ayudar al anciano a sentirse mejor con él, con el entorno donde se encuentra y las personas con las que convive.

Nuestras actividades diarias pueden ser neutrales, agradables o desagradables, pero la idea aquí es ayudar a las personas mayores a reconocer las actividades que generan placer (y, si es difícil de descubrir, que al menos ayude a los mayores a percibir actividades neutrales, que son pacíficas). Las actividades diarias “por sí solas” tienen funciones importantes en nuestra vida, por ejemplo, la comida permite que nuestro cuerpo tenga nutrientes para realizar y estar en contacto con lo que nos gusta, el baño puede traernos comodidad en momentos de calor.

Lee la siguiente actividad y anima a las personas mayores a decir el nombre de una acción, objeto o situación que les genere esa sensación de placer. Un consejo aquí es hablar con él previamente sobre las actividades de nuestro día que generan bienestar. Una «tarea» en el día que les gusta hacer. Si has comprendido bien lo que escribimos anteriormente (sobre actividades agradables y neutrales), puedes ayudarle a realizar esta actividad.

Antes de ponerla en práctica, es interesante que la leas con la persona mayor. Y, si es necesario, puedes adaptar la forma de preguntar y los puntos abordados. Lo importante aquí es que lo animes a pensar y reconocer las cosas buenas que pasan en su rutina. Es una manera de estimular el lado positivo y ver que la felicidad, a veces, ya vive en nosotros, solo necesitamos reconocerla y mirarla.

Consejos Importantes:

  • Si la persona mayor no sabe leer ni escribir, puedes realizar esta actividad hablando con él.
  • No existen respuestas correctas. Escucha lo que tiene que cuenta este día. Mañana la respuesta puede ser diferente.
  • No intentes convencer a la persona mayor de que es o puede ser feliz. A veces, la persona mayor puede estar pasando por un momento difícil o puede necesitar atención médica sobre su salud mental.¿Vamos a la actividad?

Hoy vamos a trabajar la pregunta:

¿Podemos encontrar la felicidad en las actividades diarias? No hace falta que contesten sí o no. Pídale que usando solamente una palabra o frase, responda:

Una comida que le encanta

Un ropa con la que se siente bien

Una actividad relajante

Una tarea que le gusta hacer

Hora favorita del día

Una actividad intelectual placentera

La oración o ritual que le calma

Una actividad física que le estimula

Puedes adaptar las preguntas y la manera de hacer el ejercicio. Por ejemplo: puede ser como conversación, puede ser como actividad escrita, puede ser montando pequeñas postales diarias para hacer el mural de la semana, y usando la creatividad de muchas otras maneras.

¡A disfrutar de la actividad que en estos tiempos nos hace falta momentos felices!!

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*