4 voluntariados para acabar con la soledad de las personas mayores

voluntariado mayores

Envejecer solo o aislado socialmente no siempre es sinónimo de sentirse solo. Pero hay personas mayores que con el pasar del tiempo se siente más solas. Sea porque han cambiado sus roles (jubilación, hijos que se van, cambio de hogar, etc.), sea por pérdidas físicas (muerte del conjugue, de hijos, de familiares cercanos) o por la propia personalidad y modo de afrontar las pérdidas/transiciones.

El caso es que para combatir la soledad no deseada de las personas mayores existe una receta mejor que cualquier medicina, es la solidaridad humana. Esta llama que hace que una persona decida ayudar a otros sin buscar un retorno financiero. Ya hemos hablado sobre ¿Qué motiva a las personas mayores a ser solidarias? pero hoy queremos destacar asociaciones o ONGs (organizaciones no gubernamentales) que trabajan específicamente para combatir la soledad. ¿vamos a ellas?

1 – Solidarios : Son un grupo de personas voluntarias comprometidas con quienes sufren la exclusión social, la discriminación y la soledad, o sea no trabajan solamente con las personas mayores.

De acuerdo con ellos el Voluntariado consigue:
Romper el aislamiento y la soledad, evitando además la depresión y los trastornos cognitivos.
Recuperar la autoestima, la ilusión y las ganas de tener una vida activa.
Que los mayores vuelvan a abrirse al mundo y a la vida, recuperando hábitos saludables como salir a pasear, realizar actividades culturales, disfrutar de una buena conversación…
Promover la autonomía de las personas mayores y sentirse parte de una sociedad que, muchas veces, les deja de lado.
Recuperar las relaciones sociales, ya que al salir a la calle con la persona voluntaria, se adquiere un conocimiento mayor del entorno más cercano.
Crear un espacio intergeneracional, donde se comparten experiencias de vida diferentes. Ambos -voluntarios/as y mayores- aprenden el uno del otro, de apoyan, se enriquecen.

En este voluntariado visitan a las personas mayores que se sienten solas y que demandan tener a alguien con quien pasar un rato a la semana. Mientras comparten un paseo, una conversación o un rato de ocio, los mayores refuerzan su ilusión, su autoestima, sus habilidades sociales y se mantienen activos.

2 – Amigos de los Mayores Sobre esta asociación puedo hablar en primera persona, ya que me hice voluntaria al conocer el maravilloso trabajo que hacen a más de 30 años, como hemos hablado aquí.

El lema es: ¿Eres de las personas que piensan que la vejez es demasiado importante para vivirla en soledad?
Entonces tu voluntariado puede marcar la diferencia para muchas de las personas que sufren soledad no deseada. Como persona voluntaria, tu papel es establecer vínculos de amistad a través del tiempo de ocio que compartas con las personas mayores en conversaciones, paseos, juegos o anécdotas…

Las principales opciones de voluntariado em amigos de los mayores son:

Acompañamiento en domicilio: consiste en acompañar emocionalmente a una persona mayor durante dos horas a la semana de forma presencial. Puede ser para un paseo, en su domicilio, residencia, centro de día u hospital.
Hacer acompañamiento telefónico conversando cada semana con una persona mayor. En tiempos de coronavirus el teléfono se ha convertido en un gran aliado contra la soledad.
Actividades de socialización: Participar en el desarrollo de actividades de socialización que organizan entre personas mayores y voluntarias.  Algunas de ellas tiene gran éxito para combatir la soledad como: Barrios Amigos, Las Fallas, Sant Jordi, Sant Joan, día de Navidad, Vacaciones Amigas, Actividades y talleres, Tertulias a domicilio y la La bufanda de la yaya.
Ayudarles en tareas de organización de la fundación.

La apuesta de la entidad es clara: el voluntariado, la amistad y la sensibilización de la ciudadanía son el mejor remedio contra la exclusión social. Como el nombre es claro, amigos y amistad es lo que intentan proporcionar para acabar con la soledad de tantas personas mayores.

3 – Siempre Acompañados

Recientemente tuve la oportunidad de conocer el trabajo de esta entidad en una charla sobre la soledad en tiempos de covid-19. Y empiezan con una pregunta: ¿Qué esconden las puertas de tu ciudad? ¿Qué historias se viven dentro? En algunas de esas puertas, el silencio es el ruido que más se escucha y la soledad es la única compañía. Nos impacta ¿verdad?

El programa Siempre Acompañados se desarrolla de la mano de los ayuntamientos y entidades de Palma, Jerez, Logroño, Tàrrega, Tortosa, Lleida, Santa Coloma de Gramenet y Girona. La Fundación ”la Caixa” de la mano de la Cruz Roja y de distintos agentes y entidades, son los que impulsan este trabajo voluntario para abordar las situaciones de soledad entre las personas mayores.

Para colaborar en este programa puedes:

  • Ayudar a detectar estas situaciones en tu barrio.
  • Dar a conocer el programa entre todas las personas a las que les pueda interesar, y/o que deseen colaborar.
  • Participar como voluntario en una de las actividades.

El objetivo es empoderar a las personas mayores y hacerlas sentir parte de una sociedad que se compromete con ellas.

4 – Adopta Un Abuelo  Este proyecto es un poco diferente a los demás, pero también trabaja con las personas mayores y tiene el foco en la intergeneracionalidad de jóvenes y adulto mayor. Nació en Ciudad Real en enero de 2013 cuando Alberto (25) conoce a Bernardo (86), viudo y sin descendencia, que le confiesa que su mayor deseo es tener un nieto. Alberto le contestó “no te preocupes Bernardo que yo te adopto como abuelo”.

En 2014, fundó formalmente Adopta Un Abuelo con el objetivo de Conectar Generaciones y que todas las personas mayores del mundo se sientan escuchadas, acompañadas y queridas, mientras que los jóvenes aprenden sabiduría y valores durante las visitas. En 2015 se lanzó el primer programa de acompañamiento intergeneracional con 57 voluntarios en Ciudad Real y Madrid y desde entonces no ha parado de crecer.

– Funciona basado en una app intergeneracional para conectar jóvenes con personas mayores.
– El proceso de registro es rápido y 100% online.
– En él el voluntario realiza un test para que le conozcan mejor y así le asignan al abuel@ con características en común en menos de una semana.

A La diferencia de las demás, para participar de adopta un abuelo, el voluntario debe pagar 9€/mes, sin compromiso de permanencia. De acuerdo con los fundadores del proyecto está comprobado que cuando un voluntario abona una pequeña cuota se compromete un 80% más. Además esta cuota permite que dispongan de un equipo social, asegurando que cuando el voluntario no pueda estar, el equipo de profesionales siempre estará disponible para acompañar al abuelo asignado. También sirve para cubrir los costes de la plataforma tecnológica para que puedan hablar de forma segura con el abuelo.

Esto sí, ¡los mayores no pagan nada!

Los voluntarios pueden participar de actividades como:

– Minutos en Compañía
– Programa de acompañamiento telefónico.
– Masterclass de aprendizaje con maestros de vida.
– Talleres para aprender a tejer con We Are Knitters.
– Visitas semanales en residencias al  abuel@.
– Afterwork todos los jueves de cañas con abuel@s.
– Abuelos Foodies: idas a restaurantes para que los mayores se conviertan en foodies a los 90.

¿Qué te han parecido estas opciones? Seguro que existen muchas otras iniciativas que buscan acabar con la soledad.  Es verdad que en tiempos de coronavirus muchas actividades están suspensas, pero aún así se sigue realizando acompañamiento a los mayores aunque sea con otras medidas o modalidades. Hemos dejado el enlace en cada una de ellas y te invitamos a que entres y conozcas más a respeto del mundo del voluntariado.  Si deseas ayudar de forma activa, esta es una buena oportunidad para hacerlo.  Tu experiencia puede ser muy útil para otras personas. Si tienes tiempo y ganas de colaborar ¡Hazte voluntario!

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*