3 consejos para tener más tiempo para cuidarse

rutina

El equilibrio trae salud. Y la salud física y mental también están directamente relacionadas con el equilibrio de nuestras ocupaciones.

El equilibrio entre el trabajo, el ocio y las actividades de “supervivencia básica” (comer, dormir, bañarse, etc.) asegura que el cuerpo y la mente tengan la oportunidad de ser estimulados y a la vez tener el descanso que se merecen para «recargar las baterías”. En este punto creo que vale la pena recordar que el tiempo dedicado al ocio (“no hacer nada”) y al sueño son valiosos.

Tener una conciencia real de la importancia de equilibrar las actividades para un adecuado funcionamiento físico, cognitivo, social y emocional es el primer paso para buscar una rutina en la que el tiempo para los descansos, el ocio y el sueño ya no sea “un sueño” y pase a ser una prioridad.

La mayoría de las veces las tareas de la vida profesional ocupan buena parte de la rutina. Y se les puede identificar como el mayor villano de la “falta de tiempo para cuidarse”. Y, si llevamos esta realidad a la vida de los cuidadores de personas mayores que son miembros de la familia, por ejemplo, la vida profesional y personal pueden confundirse y esto trae un desafío mayor a esta conciencia. Además, si hablamos de rehabilitación y profesionales de la salud, el límite de la atención a los demás y la prioridad con uno mismo puede ser bastante desafiante. Y, en este caso de profesionales de la salud no es falta de conocimiento sobre la importancia del autocuidado que hace con que estos no se cuiden.

Una valoración sincera con la motivación de buscar “solucionar el problema de la falta de tiempo” puede ser el segundo paso en este camino del autocuidado. Al evaluar la rutina y las actividades involucradas, la persona puede encontrar soluciones de reorganización que le brinden tiempo para cuidarse a sí misma. Por supuesto, cada vida es una situación diferente a evaluar, pero algunas reflexiones como hacerse la pregunta:  “¿Realmente necesito hacer esta tarea / actividad?” pueden ayudar a eliminar tareas de la rutina, ya sea porque no necesita ser realizada o puede ser realizada por alguien más (es decir, encontrar una red de apoyo que pueda ayudarte).

Un tercer paso que nos gustaría aclarar, porque ya apareció en el párrafo anterior, es en lo que dice respeto a  la organización. Es decir, eliminar tareas, actividades es parte de este proceso de organizar una rutina que te contemple, tu bienestar.

Por eso, recuerda que para “tener tiempo para cuidarte” debes:

1 – Ser consciente de esta importancia (¡y esta publicación puede haberte servido para eso!);
2 – Hacer una evaluación sincera de tu rutina para identificar qué actividades son más desafiantes para que tengas un tiempo de autocuidado.
3 – Buscar eliminar las tareas / actividades que puedan eliminarse de tu vida o que puedan ser realizadas por otra persona.

Un último consejo en este razonamiento puede ser: las pequeñas cosas pueden ayudarte a “ganar tiempo”. No tienes que eliminar actividades complejas para logar un cambio (estas pueden incluso salir, pero necesitan una mayor demanda para eso), a veces hábitos simples como el famoso tiempo en el  móvil  mirando las redes sociales quitan tiempo que puede ser utilizado para actividades de cuidado personal como la meditación, la lectura o el descanso. ¡Piensa sobre eso!

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*