Problema de Alzheimer o enfermedad de Alzheimer: ¿Cuál es la forma correcta?

pregunta sobre alzheimer

La forma como nos comunicamos con las personas refleja un poco lo que pensamos y sentimos sobre los temas. Y esto no es diferente cuando hablamos de una condición de salud (que es un nombre mejor que una enfermedad, cuando pensamos en las dificultades de funcionamiento del cuerpo o de la mente).

Recientemente, en una conversación, notamos a un cuidador hablando sobre el “problema de Alzheimer” de alguien y eso nos llamó la atención. Junto con la expresión «problema de Alzheimer» vino una mirada de pesar, una entonación en la voz que sonaba a lástima. Claramente, la cuidadora estaba apenada porque conocía a alguien que tenía el «problema de Alzheimer».

Así que nos pareció pertinente hablar sobre la manera como nos comunicamos. Vamos a reflexionar sobre qué es «correcto» si es la expresión «problema de Alzheimer» o «enfermedad de Alzheimer».

Hablar del Alzheimer como enfermedad es traer un término técnico, es decir, es común y más aceptado. Y habla de una condición de salud que tiene sus signos, sus síntomas y todo un tratamiento que puede y debe hacerse independientemente de la edad. Ahora evaluemos el término «problema de Alzheimer«. Todos tenemos problemas, tú, yo… todos tenemos problemas y de las más diversas intensidades (grandes, pequeños, fáciles o difíciles de resolver). Pero cuando reemplazamos el término “enfermedad” por un problema, olvidamos que las enfermedades son situaciones que pueden ser demasiado delicadas. Generalmente, las enfermedades que aún no tienen cura, como el Alzheimer, ya son demasiado difíciles de afrontar. Y, dada la delicadeza del tema, podemos hacer daño (posiblemente sin intención) a alguien por el simple hecho de no expresarnos debidamente. El término «problema» puede parecer algo aún de más doloroso para el paciente o sus familiares.

Si el argumento anterior no te convenció, a no usar el término problema cuando hablamos de Alzheimer – aquí hay otro: cuando decimos “problema” parece que estamos ante algo que solo hace falta una herramienta para ir allí y apretar el tornillo y solucionarlo. Es un problema, es complicado, pero tenemos que buscar una solución. Ya que en la realidad, esto es lo que hacemos con algo problemático.
Pero el Alzheimer, infelizmente no es un simple problema, porque es una enfermedad que aún no tiene cura, es decir, no tiene solución, sino formas de vivir bien. Y todos somos parte de ese cuidado para vivir mejor con la enfermedad de Alzheimer.

En resumen lo que queremos decir es que aprender a hablar los términos más correctos y empáticos no solo es importante para quienes viven con la enfermedad y sus desafíos. Es una manera de «educar» a la sociedad para que sea más tolerante y comprensible con las demás personas. Puede parecer poco, el simple hecho de mejorar algo tan simple, como nuestra forma de hablar ¡puede hacer una grande diferencia! 💜

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*