Por qué los pacientes con demencia dejan de comer

alimentación demencia

Has preparado el plato preferido de tu madre pero, no hay manera… no lo come, o lo esculpe… Esto puede ser frustrante para quien cuida. Pero entender las razones puede ayudarte a buscar soluciones.

¿Sabías que hasta el 50 por ciento de las personas con Alzheimer tienen dificultades para comer o beber en algún momento durante su enfermedad? Infelizmente es una realidad en las etapas avanzadas.

Esta actividad tan corriente de nuestro día a día puede volverse muy complicada con las pérdidas de habilidades derivadas de la enfermedad. Esta es una de las razones por las cuales, los pacientes con demencia escupirán la comida o dejarán de comer por completo, pero no es la única.

Es importante comprender por qué pueden comenzar a evitar la comida para que puedas actuar frente a esta situación.

Algunas causas para que la persona con Alzheimer no quiera comer son:

1 – La demencia afecta las áreas del cerebro asociadas con la deglución, o sea, que es posible que ni siquiera sepan que deben masticar y tragar los alimentos.

2 – La incapacidad de comunicar su hambre o sus gustos
Aquí te proponemos imaginar que te están ofreciendo algo que no te gusta o no te está gustando, o está demasiado caliente y no lo puedas decir.
El hecho de que no puedan comunicar su hambre de manera eficaz hace que muchos escupan el alimento o no lo coman.

3 – Los gustos pueden verse cambiados y pierden el interés en determinados alimentos.
¿Has preparado el gazpacho que a él le gustaba y ya no quiero tomárselo? Es posible que ya no se acuerde que esto le solía gustar. Además, el apetito y el interés de un paciente por la comida podrían cambiar, ya que sus papilas gustativas disminuyen. Es común que los pacientes con demencia prefieran comer alimentos con más sabor, como dulces azucarados por ejemplo.

4 – Su estado físico y mental también puede alterar sus ganas de comer.
Nuestra alimentación está directamente relacionada con nuestra salud y bienestar. La persona con Alzheimer puede sentirse estreñida, deprimida, tener alguna molestia que no pueda expresar y todo esto puede hacer que se nieguen a comer..

5 – Nos está avisando de otra condición que no logra expresar
Como tiene dificultades para expresarse como es debido, debemos estar atentos a las señales. Puede que no quiera comer por cuenta de una otra enfermedad, como un resfriado, problemas de estomago, estreñimiento, infección urinaria u otras. También puede que sienta algún dolor, o tenga algún problema bucal como encías inflamadas o diente con caries y por esto no quiera comer. Otras situaciones que podemos encontrar es: depresión, medicamentos que causan nauseas y quitan el apetito, ambiente muy ruidoso o estresante a la hora de comer.

Como puedes ver son muchas las razones que pueden llevar a una persona con demencia a no querer comer. Como cuidador debes observar las señales que no son dichas para poder actuar y mejorar esta situación.

¿Y cómo podemos ayudarle a comer? Cada uno tiene su manera de hacerlo pero existen algunas estrategias que pueden servir. Hablaremos sobre estas en nuestra próxima publicación.

Fuentes de inspiración:
WebMD Medical Reference por Christopher Melinosky
Readementia.com

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*