El terapeuta ocupacional y el impacto del miedo en las actividades de los ancianos

miedo a lo nuevo

El tema “el impacto del miedo en las ocupaciones de los ancianos” está basado en una charla entre terapeutas sobre las acciones que el terapeuta ocupacional puede desarrollar con familias y personas mayores que se encuentran en aislamiento social, especialmente aquellos con trastornos cognitivos. Todo esto desde la perspectiva de que esta atención se realiza a través del servicio de la telesalud.

(Lee: ¿Qué aplicación de videoconferencia usar en Telesalud?)

Aquí os dejamos los principales puntos para entender mejor sobre este impacto y cómo actuar:

  • Inicialmente, es necesario crear conciencia y abordar el miedo como una oportunidad para la protección y el aprendizaje. El miedo ha sido y es un recurso para la supervivencia desde la “edad de piedra”, fue él quien siempre protegió al hombre de los riesgos en su vida diaria.
  • Necesitas empatizar y comprender que el aislamiento social ha sido perjudicial para TODOS. Incluso es necesario que el terapeuta se vea también en este momento de miedo debido al escenario de la pandemia. Necesitamos estar conscientes de las debilidades, pero siempre buscando enfocarnos en las capacidades no solo de los ancianos, sino también de sus familias y cuidadores; Reconociendo que el miedo es importante y debemos tratar de superarlo.
  • Como terapeutas ocupacionales, necesitamos buscar alternativas para lidiar con el miedo de una manera ligera, trabajando con sentimientos de placer basados ​​en el perfil ocupacional de cada persona asistida. No hay actividades comunes para todos, no hay una “receta de pastel”. Es necesario valorar la historia, la rutina pasada y especialmente las habilidades (hablando aquí de lo que se puede hacer en el día de hoy).
  • En el escenario actual impuesto por la Pandemia, no es simple incluir nuevos hábitos en la rutina actual, ya que requiere tiempo y compromiso. Lo ideal es rescatar los hábitos saludables existentes en la rutina de ahora o la de antes de ese período.
  • Este proceso es una construcción colectiva entre profesionales y familiares. Todos los que buscan soluciones sobre cómo lidiar con las situaciones actuales.
  • Es importante que la familia y el paciente tengan datos concretos. Por lo tanto, cuando sea posible, el terapeuta puede trabajar con instrumentos para evaluar y controlar lo que se ha orientado a la familia, evaluando parámetros basados ​​en la funcionalidad. Aclarando lo que está mejorando y lo que aún necesita mejorar frente a lo real y lo presente.
  • Necesitamos enfrentar cada situación en su momento y trabajar con amabilidad, enfrentando dificultades como parte del proceso. Los desafíos que deben afrontarse a la ligera y como proceso de construcción. En esta perspectiva, hay días en que la persona trabajará mejor que otros.

El tiempo es de miedo pero también de nuevos descubrimientos y aprendizaje, y este proceso debemos  construirlo juntos, ¿Alguna duda?

¿Tienes alguna sugerencia? ¡Envíela en los comentarios!

El video de la live mediado por Ana Leite con Ana Luiza Costa (terapeutas) está disponible en portugués en nuestro canal de Youtube  TV Reab!

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*