Consejos para la hora del baño y la higiene bucal de personas con Alzheimer

persona mayor en la bañera

Una persona con enfermedad de Alzheimer puede evitar o incluso negarse a bañarse o realizar higiene bucal. Deben preservarse los hábitos saludables de higiene, ya que promueven la salud y el bienestar en general y previenen enfermedades. En casos de mala higiene, se deben buscar estrategias que favorezcan la limpieza. Al ofrecer ayuda, es importante respetar la dignidad de la persona y cuidar de preservar la intimidad siempre que sea posible.

Vamos a los Consejos?

Organiza rutinas de higiene, preferiblemente en horarios fijos. Si el paciente se niega a ducharse en ese momento, espera un poco más.
Intenta que la hora del baño sea un momento relajante.Verifica la diferencia entre usar la ducha en la parte alta, o como ducha de mano o bañera. Si hay preferencias, intenta usarlas. Las bañeras deben usarse bajo supervisión y solo por pacientes con buenas habilidades motoras.
Simplifica el baño tanto como sea posible haciéndolo breve. Para hacerlo, deja que todos los productos se utilicen a mano y en el orden de uso. Permite que el paciente se bañe solo con la mayor autonomía posible. Asistirle solo según sea necesario.  Antes de hacerlo por él, intenta monitorear sus acciones verbalmente dando instrucciones objetivas para cada paso. El cuidador o el miembro de la familia pueden complementar las acciones y solo asumir completamente la tarea si el paciente ya no puede hacerlo.
Verifica el uso adecuado del cepillo dental y la higiene dental y los productos utilizados en su limpieza. Es necesario retirar la prótesis y limpiarla al final de las comidas. Los restos de comida pueden acumularse en los pliegues, causando infección. También verifica el ajuste de la prótesis en la boca del paciente. Es común que la prótesis se ensanche y comience a doler las encías. En este caso, es necesario cuidar la lesión y llevar al paciente al dentista para que se pueda reconstruir la prótesis.
Observa si el paciente tiene vergüenza de recibir ayuda de un cuidador del sexo opuesto y, de ser así, busca ayuda de un cuidador del mismo sexo. Asegura un baño seguro con barras de seguridad y asientos de inodoro. Haz el ambiente agradable usando productos interesantes que atraigan la atención del paciente, como jabones especiales e hidratantes. Una alternativa puede ser que el baño tenga música atractiva de preferencia del paciente.
Asegúrate de buscar ayuda de profesionales expertos para recibir orientación sobre el cuidado.

Hay varias especialidades que pueden ayudarte con el manejo y el cuidado. Ponte en contacto con la CEAFA (Asociación Española de de Alzheimer) o con la FUNDACIÓN ALZHEIMER ESPAÑA (FAE) para obtener más información e indicaciones.

1 Trackback / Pingback

  1. Baño adaptado 4 consejos para el hogar de personas con Demencia | Reab

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*