Cómo ser un terapeuta o cuidador insustituible

insubstituible

Si eres un profesional de la terapia ocupacional, lee esto: ¿Eres insustituible como persona u ofreces un servicio como profesional único? ¿Alguna vez te has parado a pensar en esta diferencia y en que ella puede ser decisiva?

Esta semana escuché una historia.

“Una madre (que es mi colega personal) fue a un profesional “exitoso” que es reconocido por lo que hace en rehabilitación. Necesitaba un seguimiento para sus hijos y fue a buscar “al mejor profesional”. Hasta que las consultas se volvieron demasiado técnicas y con muy poca empatía. Según la madre, para ella las sesiones eran “sesiones de tortura y angustia”. Me sorprendió cuando lo escuché … Técnicamente perfecto, el profesional, pero humanamente no “lee” a la madre en este caso o a la persona que cuida, sea niño o anciano.

Infelizmente, el profesional en cuestión no entendió a la madre, hasta dónde ésta podía llegar “terapéuticamente hablando”, y cuáles eran las limitaciones de tiempo de quien estaba allí asistiendo a las sesiones. La madre tenía ansiedad al pensar/ o ir a las sesiones. Y en este punto de su historia puede imaginarse el resultado: el proceso terapéutico se detuvo allí y no importa cuántas sesiones hayan pasado desde que comenzó la angustia, no había posibilidad de la evolución del niño, al menos en la parte que tocaba a la madre/cuidadora.

La madre buscó a alguien con “menos nombre” y más lectura, respeto, empatía … “regazo”; y aquí está el resultado: el proceso terapéutico tuvo un comienzo, medio y final ¡la terapia funcionó! Escuché de la madre que este “nuevo terapeuta” se ha vuelto insustituible, no por el nombre que tiene en el mercado, ni por la “colección de certificados” y / o la historia técnica acumulada; Resultó ser alguien que tiene técnica y empatía a la vez, y por esa misma razón se hizo insustituible.

Si estás en el camino de la atención, o piensas en seguir por él (si eres estudiante), mantén esto en tu mente: eres el elemento decisivo, diferencial. Todos pueden aprobar y obtener los mismos certificados, pero eres el único que puede ser decisivo para cualquiera que apueste por tu servicio.

Seguiremos hablando sobre temas así aquí en Reab, destinados a los profesionales y a los que cuidan lo llamaremos “Reflexión sobre la Práctica”. ¡Esperamos que os haya gustado!

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*