Terapia ocupacional: ¡10 actividades funcionales para aumentar la tolerancia de pie!

dificuldad de caminar

La terapeuta ocupacional Sarah Stromsdorfer compartió 10 actividades de tolerancia funcional para la postura de pie. Las sugerencias se basan en ocupaciones diarias. Éstas no son solamente para personas mayores, las podemos adaptar, ya que para los ancianos la capacidad de desempeñar actividades instrumentales de la vida cotidiana (p. ej., ir de compras, viajar, cocinar) está relacionada a la capacidad de caminar, al tiempo que tarda el individuo en levantarse de la silla y a su capacidad para pararse con los pies alineados (con un pie delante del otro).

Las actividades de tolerancia de pie son para cualquier paciente que tiene una tolerancia reducida para estar de pie, lo que significa que no puede estar parado el tiempo que sea necesario para completar las actividades de la vida diaria (AVDs) y actividades instrumentales de la vida diaria – AIVDs.

Todas estas sugerencias se pueden ajustar, comenzando siempre por el tiempo de tolerancia del paciente. ¡No hay una regla aquí! Y, como siempre, vale la pena recordar que debemos evaluar las ocupaciones que el paciente considera relevantes, manteniendo así el tratamiento centrado en el cliente. Además, asegúrese de usar los dispositivos auxiliares necesarios según sea necesario para la seguridad.

1. Preparando una comida simple o bebida
Preparar una taza de café o una comida sencilla, como hacer un sándwich, puede ser una actividad fácil de tolerar en la postura de pie e implementar. No requiere tantos recursos y está extremadamente vinculado a los hábitos del paciente. En la rehabilitación de pacientes hospitalizados, esta es una actividad posible siempre que haya recursos disponibles y el ambiente esté preparado.

2. Hacer su higiene en el lavabo
Cepillarse los dientes es una ocupación diaria que puede verse comprometida en pacientes encamados en condiciones agudas. La reanudación de la posición de pie durante algún tiempo se puede trabajar con esta actividad diaria. En general, los pacientes y sus familias ven con satisfacción la reanudación de esta actividad de higiene.

3. Ducharse de pie
Cuando se trabaja el tema del “baño o ducha” en un contexto de rehabilitación, siempre es una buena idea tener una silla de ducha o un banco disponibles. Una excelente manera de trabajar con tolerancia de pie es intentar, si es posible, que el paciente se ponga de pie en las partes relacionadas con el uso de la ducha (mojarse y enjuagarse). Esto puede durar a principio solo unos minutos y gradualmente, durante todo el tiempo del baño, según lo que el paciente pueda tolerar.

4. Arreglar armarios
Dependiendo de si estás trabajando en un entorno de rehabilitación o en casa, organizar un armario de pie o un mueble de cocina (o en cualquier lugar donde lo necesite) es una excelente manera de llamar la atención de la persona sobre la tarea de estar de pie y hacer esto de manera más natural. También puede ayudar al individuo a sentirse bien con la tarea de organización.

5. Fregar los Platos y / o lavar la ropa
Esto puede no ser una ocupación tan divertida para algunas personas (y debe evitarse si el paciente no tiene o tenía la costumbre de hacerlo). Fregar los platos o pequeñas mudas de ropa como la ropa interior, ayuda a llamar la atención de la persona para cumplir con la difícil tarea de ponerse de pie.

6. Jardinería
Si el paciente tiene un jardín o solo unas pocas macetas, plantar semillas y cuidar las plantas puede ser una excelente manera de incorporar y estar de pie un tiempo y así trabajar la tolerancia al ejercicio. Este tipo de actividad puede ser más agradable para muchas personas en comparación con las actividades domésticas. Plantar semillas o mudas y poder ver el progreso mientras las cuidas también es alentador e incluso divertido para los pacientes.

7. Jugar un juego de cartas o de mesa
Otra gran actividad de ocio en comparación con la administración del hogar es usar las cartas o los juegos de mesa que usaba su paciente antes de comenzar la rehabilitación. No es una actividad para estar de pie, pero para incorporarse (no estar tumbado). Cuando las personas participan en una actividad más divertida, pueden aguantar mucho más tiempo que si solo estuvieran haciendo una posición estática.

8. Organizar las compras del supermercado
Confirmar lo que hay en la despensa y organizarla después de la compra puede ser una buena actividad de tolerancia a la posición de pie.
Puedes solicitar que los productos sean organizados a medida que el paciente verifica lo qué hay o no en la despensa. Incluso puedes pedirle que ponga algunos de esos productos en recipientes o en la nevera; él también puede reorganizarlos en estantes más altas o más bajas.
Recuerda explicarle al paciente las distancias de alcance seguras (desde el nivel de los ojos hasta el nivel de la cintura) para garantizar una seguridad adicional cuando lo realice en casa solo.

9. Colorear o Pintar
Colorear no solo es excelente para reducir el estrés, sino que también es una actividad que muchas personas disfrutan como una salida creativa. Si a tu paciente le gusta colorear pero no tiene un toque artístico, puedes sacar libros para colorear para adultos que hacen que colorear sea más fácil. Si les gusta pintar, podéis usar cuadernos de bocetos, lienzos o incluso otras superficies, siempre que la seguridad no se vea comprometida.

10. Organización de los medicamentos de uso diario
Aunque sea una actividad más desafiante y no siempre posible, es una buena actividad si el paciente también puede beneficiarse del trabajo cognitivo. Poder separar las medicinas y organizarlas en los espacios correspondientes, entonces esta es una gran actividad para abordar.

¿Os gustó? Ahora es solo empezar a poner en práctica… y si queréis ver más actividades es sólo clicar aquí

¡No olvidéis la suscripción a nuestra newsletter!

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*