¡Aprende a hacer un huerto de aromáticas con lo que tenemos en casa!

plantas aromaticas

En momentos en los que tener algo productivo para hacer es una misión casi imposible, pensemos en cómo replantear y crear actividades que puedan ser desarrolladas y monitoreadas a largo plazo por personas de todas las edades.
(Lee: ¡Consejos para facilitar las actividades con las personas mayores!)

La actividad que vamos a sugerir es un huerto de aromáticas (usando lo que ya tenemos en casa o que sea facil de encontrar en el mercado). La idea aquí es cultivar vegetales simples sin tener que ir a comprar semillas en tiendas de jardinería.

Este huerto casero puede ayudar a incluir en la rutina el papel de observar el desarrollo de sus plantas, cuidando, regando y esperando que crezca firme y fuerte. Para los niños puede ser una novedad interesante y para los ancianos que antes ya tenían interés en cuidar las plantas puede ser una excelente alternativa de actividad.

Puedes cultivar diferentes tipos de plantas pero las aromáticas más fáciles para mantener-se en interior son: cilantro, cebollino, menta, perejil y  también ajo.

Paso a paso:

  • Primero debes definir qué elementos serán necesarios para la siembra. Esta decisión sobre lo que se plantará le ayudará a elegir el tamaño de la maceta.  Podemos usar la creatividad optando por hacer las macetas con materiales reciclables que también se reutilizan, como un tarro de helado de plástico o una botella PET.
  • Para el cebollino o el cilantro, lo ideal es que esté plantado en un suelo más firme y que la botella se corte horizontalmente, para que haya más espacio entre las ramas.
    Para obtener las ramas, necesitarás comprar cilantro fresco y / o cebollinos verdes en el mercado y cuando llegues a casa debes cortar las raíces y dejar un tallo sobrante de unos 5 cm o “dos dedos”. Una vez cortadas, las raíces se pueden plantar; recordando que los tallos están fuera de la tierra.
  • La menta crece de forma muy expansiva, así que mejor plantarla en macetas individuales. Esta vigorosidad y que acepta cierta sombra, hace que crezca feliz en el interior de las casas.
  • El riego es lo que se insertará en la rutina del cuidado en el hogar. En el caso del cebollino y el cilantro, el riego debe ser abundante, regando el suelo al menos una vez al día, asegurándose de que siempre esté húmedo y que haya agujeros en el fondo de la maceta para no encharcar la tierra (eso sí, garantízale un par de horas de luz directa al día).
  • Si la idea es plantar ajo, necesitarás una maceta profunda. Si usas la botella PET, córtala por la mitad, asegurándote de que tenga una profundidad mínima para un buen crecimiento de la raíz. Después de colocar la tierra, haz un agujero con el dedo en el medio con una profundidad promedio de 5 cm y coloca un diente de ajo con la parte más fina hacia arriba (que es de donde vendrá el brote) y recuerda desde el principio mantener el suelo siempre húmedo, hasta que aparezcan los brotes, después de esto se puede reducir el riego, variando cada dos días. La cosecha de ajo (que está oculta en el suelo) se realiza entre 20 y 25 semanas, asegúrate de que en la última semana antes de la cosecha, se detenga el riego. Te darás cuenta de que es hora de cosechar cuando las primeras hojas comiencen a ponerse amarillas y secas.

¡Otra actividad de jardinería genial puede ser la multiplicación de plantas! La idea es que el “jardinero” elija a quién va a regalar una maceta y dedicar tiempo a dividir sus raíces para de la maceta existente hacer 2 o más. ¡Pero, atención! Es importante investigar de antemano cómo dividir y plantar raíces por brotes de acuerdo con cada especie.
Es una sugerencia de una actividad súper interesante que puede involucrar al jardinero y su familia durante varios días, ya que el cuidado implica un monitoreo diario.

Y tú, ¿has tenido alguna experiencia de plantación? ¿Has indicado a alguien? ¿Tienes alguna otra sugerencia?

¡Cuéntanos aquí en los comentarios!

También te puede interesar leer: Actividades para personas con Alzheimer: ¿cómo saber qué les gustan?

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*