Alzheimer x Signos del Envejecimiento: Cómo diferenciar las señales

señora mayor

Sabemos que una de las señales más típicas relacionadas al Alzheimer es olvidar información nueva. Pero tanto el Alzheimer como otras demencias tienen una serie de características que le diferencian de los signos comunes al envejecimiento.

Olvidarse de algo no siempre tiene relación con la enfermedad, puede estar relacionado con factores internos, como el estrés y la ansiedad, o con factores externos, como la cantidad de cosas que debemos hacer al mismo tiempo, “multitarea” y / o porque tenemos varias preocupaciones diarias. Lee más aquí sobre este tema.

Hoy aprovecharemos para comparar y repasar las diferencias entre el Alzheimer y los cambios típicos relacionados con la edad.¿Vamos a ellas?

1 – Olvido.

  • La mayoría de las personas a medida que envejecen: Si tienes lapsos ocasionales, como olvidarse tus gafas u olvidarse el nombre de alguien o citas pero acordándose de ellos luego. No hay que preocuparse pues seguramente son fallos de memoria normales.
  • En el caso de Alzheimer: olvidar información recién aprendida, fechas o eventos importantes; Pedir que se repita la información repetidamente; o olvidarse de hacer las cosas que antes uno se hacía solo.

2 – Dificultad para desempeñar tareas habituales

  • La mayoría de las personas a medida que envejecen: Necesitan ayuda de vez en cuando para usar un nuevo programa del móvil o del microondas
  • En el caso de Alzheimer: Es difícil completar tareas del cotidiano como recordar reglas de un juego usual, no acordarse como se llega a un sitio a que siempre iba

3 – Dificultad para concentrarse, resolver problemas o hacer planes

  • La mayoría de las personas a medida que envejecen: cometen errores ocasionalmente al sumar o decir las cantidades de una receta
  • En el caso de Alzheimer: Puede ser complicado trabajar con números y con las cuentas o, por ejemplo, no lograr seguir una receta conocida.

4 – Desorientación de tiempo o lugar

  • Son cambios típicos relacionados con la edad: Confundirse sobre la edad que tienes o el día de la semana en que estamos pero darse cuenta después.
  • En el caso del que tiene Alzheimer: La cuestión espacio y tiempo les afecta mucho, no sólo por olvidarse las fechas pero por muchas veces no saber dónde están ni como llegaron allí, pueden perderse en el vecindario o despertarse en mitad de la noche desorientados.

5 -Colocación de objetos fuera de lugar o extraviarlos

  • Son cambios típicos relacionados con la edad: esporádicamente, poner cosas (como las llaves o el control remoto) en un lugar equivocado.
  • En el caso del que tiene Alzheimer: Es muy común poner las cosas en sitios equivocados y luego “perderlas”, Colocar objetos en lugares extraños, como las llaves de un automóvil en el microondas o su secador de pelo en la lavadora. A veces, es posible que por no encontrar lo que buscan acusen a los demás de robarles.

6 – Mantener una conversación con palabras correctas

  • La mayoría de las personas a medida que envejecen: Pueden tener alguna dificultad en encontrar la palabra exacta al hablar.
  • En el caso del que tiene Alzheimer: Con el tiempo es cada vez más común olvidarse palabras conocidas o sobre qué estaban hablando y parar la charla por la mitad sin idea de cómo seguir; o repetir a menudo lo que dicen; também suelen confundir los nombres de las cosas.

7 – Fallos de juicio.

  • La mayoría de las personas a medida que envejecen: Pueden ser más inocentes y caer en algún timo o tomar malas decisiones de vez en cuando
  • En el caso de Alzheimer: Pueden vestir ropa muy abrigada en un día de verano, descuidarse de la higiene personal, regalar grandes sumas de dinero a desconocidos

8 – Dificultad para comprender imágenes visuales

  • Son cambios típicos relacionados con la edad: dificultades de visualizar algo, por problemas como cataratas u otro.
  • En el caso de Alzheimer: Hay dificultad no solamente en la vista y profundidades, pero también en asociar imágenes gráficas (como un símbolo de baño masculino) a lo que significan.

9 – Cambios en el humor o la personalidad

  • Al envejecer: Es común hacerse más maniático, con rutinas determinadas y enojarse cuando las cosas no siguen el rumbo de siempre
  • En el caso de Alzheimer: El humor y la personalidad pueden sufrir cambios constantes, pueden ser muy desconfiados, más enfadados, agresivos, apáticos o desinhibidos y se pueden enojar fácilmente en situaciones que antes no les afectarían.

Si has leído algo que te ha preocupado, consulta a tu médico. Cuando se detecta de forma temprana la enfermedad, se puede explorar tratamientos que podrían aliviar los síntomas y ayudarte a mantener un nivel de independencia por más tiempo.
Si tú o un familiar ya tiene el diagnóstico de alzheimer, busca profesionales de rehabilitación que puedan ayudarte a disminuir la progresión de la enfermedad y a mantener tu calidad de vida el mayor tiempo posible.

Fuente: Alzheimer´s Association

Te puede interesar: ¿Cómo usar un lenguaje positivo para hablar sobre el Alzheimer?

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*