Actividades para personas mayores independientes, para hacer en casa (Parte 2)

anciana al telefono

Recordamos otra vez que el aislamiento social causado por la pandemia de COVID-19 requiere que los ancianos se queden en casa y eliminen el contacto no solo de las personas, sino también de llevar a cabo actividades que sean importantes para el mantenimiento del hogar (como salir a hacer compras, hacer pagos y más) que afectan las funciones del cuerpo y del cerebro.

En una publicación anterior (la puedes leer aquí) comenzamos a dar sugerencias sobre actividades que se pueden realizar con personas mayores que son independientes, tienen poca escolaridad  (consideremos aquí que no leen o leen muy poco) y no les importa o no tienen acceso a tecnologías de Internet.

Con esta mentalidad, algunas de las actividades que pueden hacer estas personas mayores para ocupar los vacíos en la rutina que antes eran ocupados al salir de casa incluyen:

1 – Organización de la casa

El mantenimiento de la casa no solo involucra las actividades domésticas ordinarias de cocinar, lavar, planchar y limpiar. La organización de algunos elementos y espacios a menudo se mantiene a un lado en la vida cotidiana. Y así, hay “cajones desordenados” y espacios que pueden revisarse para organizarse e incluso hacer la selección de lo que podemos cambiar (o donar).

Organizar fotografías y cajones desordenados con papeles, exámenes o ropa puede ser ejemplos de lo que se puede hacer en casa y está relacionado con la organización.
El cuidado que pedimos aquí es con la seguridad. Los ancianos no deben subirse a bancos, sillas para alcanzar espacios altos debido al riesgo de caídas. Esta sugerencia solo sirve para organizar espacios a los que las personas mayores puedan acceder sin dificultad.

Aprovechando el tema, ¿Sabías que las personas mayores con demencia pueden participar en actividades domésticas? ¡Lee este artículo aquí, te va a ser muy útil!

2 – Realización de intereses actuales y anteriores

Hacer actividades con mayor frecuencia que sean o fueran de interés para los ancianos también puede ser una opción. Lo único que debe evitarse es que esta actividad ocurra de manera continua, es decir, la persona de edad avanzada no debe permanecer delante de la televisión más tiempo de lo habitual seguidamente. Un ejemplo a evitar puede ser: ella puede ver la telenovela o su película  de cada día  y luego seguir con un documental que continúa más tarde, es decir, duplicar el tiempo de actividad. ¡Esto no lo debe hacer!

¡Variar las actividades es importante! Aún cuando la actividad se repite en otro momento. Por lo tanto, si la idea es repetir una actividad el mismo día, lo ideal es que sea en un momento muy diferente; especialmente si la actividad es para estar “parada”,  y no requiere movimiento y facilita las siestas (como dijimos en la publicación anterior de esta serie, no es saludable dormir más de lo necesario durante el día).

Otras opciones de intereses olvidados: Escuchar canciones de cantantes que le gustan, llamar a alguien (si vive con alguien) para un juego de mesa o reanudar actividades como el bordado o el ganchillo, pueden ser sugerencias.

Redescubrir intereses puede no ser tan simple, las personas mayores deben tratar de recordar diferentes edades y etapas de la vida. Lo que la persona mayor puede pensar es en cosas y temas que le gustaban en la escuela, cuando estaba soltero… u otros momentos de la vida.

3 – Momento de interacción social

Estamos considerando en esta publicación un perfil de personas mayores que no tienen interés o acceso a tecnologías para videoconferencias, pero aun así pueden hacer contactos con otras personas a través de llamadas. También considere escribir cartas, pueden ser fotografiadas por alguien que vive con la persona mayor que puede enviarlas a través de WhatsApp o email.

4 – Red de apoyo

Piensa en las personas que pueden ayudar a los ancianos con actividades fuera del hogar.

Las personas mayores que viven solas, a pesar de que son independientes, pueden necesitar apoyo en relación con las compras o idas a la farmacia. Por lo tanto, es interesante pensar en una red de soporte y administrar lo que necesita preguntar y a quién puede preguntar. Esta actividad de gestión también requiere tiempo que se puede insertar en la rutina. En varias ciudades se  han montado grupos de solidaridad vecinal para ayudar a estas personas que no deben salir. Si en nuestra familia tenemos a una persona mayor, tratemos de que salga lo menos posible. Si nos hemos de organizar para hacer la compra, compremos lo que necesita, pero que tenga los mínimos contactos.

Un consejo súper importante en este momento de aislamiento social es restringir la cantidad de información a la que tienen acceso los ancianos; elegir un momento del día para obtener información asistiendo las noticias es importante, pero demasiada información puede ser desorganizadora.

¡Estad atentos!

Los consejos que dimos en esta publicación y en la anterior fueron diseñados para personas mayores independientes, con baja educación y que no tienen acceso / interés en la tecnología, pero vale la pena recordar que estas son sugerencias, cada una necesita personalizarlas para que tengan significado y se mantengan en la rutina.

Tened en cuenta que debe mantener las actividades en el hogar que ya forman parte de la rutina e insertar estas sugerencias de manera personalizada en los “agujeros” del día. Es importante separar la hora del día para cada una de las nuevas actividades o para que sucedan en una secuencia (por ejemplo: siempre organizaré la casa después de desayunar; en este ejemplo, no importa la hora específica, importa que se ejecute).

Ah, y sepa que la rutina también requiere flexibilidad, si una de las actividades no se realiza porque algo sucedió (como una llamada que tomó más tiempo) no te preocupes; la rutina debe ayudar a organizarse y no ser motivo de angustia.

¿Tienes algo que agregar? ¡Cuéntanos aquí!

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*