Usa libros en las actividades para personas con demencia

anciano libreria

La búsqueda de herramientas para estimular la vida diaria de las personas con demencia es bastante común. La posibilidad de utilizar una herramienta significativa puede proporcionar la estimulación más placentera y efectiva, haciéndola ideal. ¡Y el libro puede ser esa herramienta!

La lectura en sí ya es una manera de estimular las funciones cognitivas para proporcionar momentos de placer. Si el hábito de la lectura es algo presente en la historia y / o rutina de los mayores, anímelos con momentos para este hábito todos los días; Aún cuando el tiempo sea corto, o duren sólo una página / párrafo / frase por día. No importa cuánto se haga, sino la calidad de este momento.

Para que este recurso sea utilizado de la mejor y más eficiente forma posible, de acuerdo con las potencialidades y dificultades de cada uno, es fundamental buscar un terapeuta ocupacional que evalúe y oriente las actividades según el nivel funcional de cada persona. Ellos orientarán en el proceso cómo hacerlo, cuándo hacerlo y por qué usar libros u otros recursos.

Las actividades que se describen a continuación son sugerencias y no están diseñadas para las particularidades de cada persona. Por eso, es importante observar atentamente cada una e identificar lo que es posible, evitando posibles frustraciones que puedan derivar en desinterés o cambios de comportamiento.

Cada una de las opciones propuestas a seguir sirven también como etapa de orientación entre el terapeuta y el cuidador. Enseñar / aprender a realizar una actividad, etc. ¡Esto puede ser muy importante para los demás momentos del día!

Consejos de actividades con personas mayores que usan libros:

  • Crea un cuaderno de registro juntos para los libros que se van a leer y los que están siendo leídos.
  • Elabora una lista de libros que el anciano ya haya leído, ya sea con los nombres de los ejemplares que recuerda o con la búsqueda activa de los libros que tiene en casa.
  • Aún en el registro del tema anterior, pida a la persona mayor que asigne una calificación a cada libro que haya leído. Aquí también puedes dar una nota al tema: política, historia, novela… (inclusive es una forma de descubrir los intereses de los mayores).
  • Separa una parte del cuaderno para escribir información importante sobre el libro, por ejemplo: género, año de lanzamiento, autores, sinopsis del libro, etc.
  • En ocasiones, solo la tarea de organizar la estantería puede ser un momento de gran estímulo, intenta hablar de cada libro, si es importante lee atentamente la información principal del libro, como «autor» y «sinopsis» para evocar sentimientos sobre la historia descrita en cada uno de ellos.
  • Lupa humana: se trata de una dinámica en la que el anciano ayuda a encontrar en un libro la siguiente información, título, subtítulo, sinopsis, autor, edición, año de publicación, resumen, editorial … =)

Si la persona mayor ya ha trabajado en una biblioteca ¡Aún hay más posibilidades! Crea actividades relacionadas con el entorno, acciones que no demandan directamente la escritura, pero que pueden producir grandes momentos de estimulación. Por ejemplo:

  • Nombrar 10 cosas que encontramos en una biblioteca:
  • ¿Qué géneros textuales podemos encontrar en una biblioteca?
  • ¿Cuáles son las funciones de un bibliotecario?
  • Qué se puede y qué no se puede hacer en una biblioteca (hablar o escribir).

Finalmente, el estímulo cuando involucra algo placentero es potencialmente más efectivo cuando se comparan actividades que no están relacionadas con los intereses de las personas mayores. ¡Utiliza cuantas veces sea necesario actividades significativas!

¿Te gustó? ¿Quieres conocer más actividades como estas? Mira estas:

Los libros de recetas como herramienta de estimulación tradicional o tecnológica.

Érase una vez … cómo usar Cuentos de Hadas en Rehabilitación de adultos mayores

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*