Si no deseas sufrir un derrame cerebral, trabaja menos de 55 horas a la semana

exceso de trabajo

No trabajéis más de 55 horas / semana durante otros 10 años si no deseáis tener más posibilidades de sufrir un derrame cerebral. Sí, trabajar demasiado duro, ser empresario, terapeuta o bailarín está bien, pero un estudio publicado en la revista Stroke nos hace esta advertencia.

Os recordamos que un accidente cerebrovascular o derrame cerebral sucede cuando se detiene el flujo sanguíneo a parte del cerebro. Al no poder recibir el oxígeno y nutrientes que necesitan, las células cerebrales comienzan a morir en minutos. Esto puede causar un daño severo al cerebro, discapacidad permanente e incluso la muerte.

De los factores de riesgo conocidos se incluyen: presión arterial alta, diabetes, enfermedades del corazón, tabaquismo, genética, edad avanzada, raza, alcohol, falta de ejercicios, dieta poco saludable, colesterol alto y obesidad. Muchos de estos están relacionados a personas que pasan demasiadas horas seguidas de trabajo.

El estudio tuvo como objetivo investigar la cantidad de horas de trabajo asociadas al accidente cerebrovascular en una gran muestra de población general. Se evaluaron los hábitos de trabajo y salud en 143.592 franceses de entre 18 y 69 años.

La publicación afirma que las largas horas de trabajo son un factor de riesgo potencial para el accidente cerebrovascular. El estudio consideró como «largas horas de trabajo» un tiempo superior a 10 horas por día durante al menos 50 días por año.

Pero preste atención: según los autores, las largas horas de trabajo no son la causa en sí mismas, sino los factores relacionados con esta actividad: dedicación de tanto tiempo «solo» para trabajar y las condiciones de trabajo, en resumen: exposición al estrés, trastornos del sueño y inactividad física.

Es «por esta y otras razones» que siempre hablamos sobre cuidar a los que cuidan, así que aquí os dejamos una pregunta … Si eres Cuidador o Terapeuta, ¿Te has preocupado de cuidarse hoy?

¡Año nuevo nos hace repensar las viejas costumbres y planear la vida de la mejor manera para ser feliz!

Más información: Stroke 2019; 50: 1879-1882

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*