La retina de familiares de personas con alzheimer puede anticipar el diagnóstico

retina

Una investigación publicada recientemente en el “Journal of Clinical Medicine” nos llena de esperanzas por lograr un avance en el diagnóstico precoz de enfermedades neurodegenerativas como es el caso del Alzheimer.

El trabajo de estudio hecho por investigadores de la Universidad Complutense de Madrid- España (UCM) es novedoso pues por la primera vez al analizar capa por capa de la retina de familiares de personas con Alzheimer, han hallado cambios de grosor en la mácula (zona central).

Vale resaltar que estos familiares no presentaban ninguna pérdida de memória, ni signos de la enfermedad, pero sí eran considerados de alto riesgo por cuenta de la genética. Han pasado por una minuciosa selección, en que no presentar ninguna enfermedad ocular era primordial para el buen desempeño de los resultados presentados.

Durante los últimos 3 años se han dedicado a esta investigación en la clínica oftalmológica que el Instituto Ramón Castroviejo que hace parte de la Facultad de Medicina de la UCM, pero el Instituto ya lleva 10 años estudiando la visión y la retina de pacientes con Alzheimer.

La técnica empleada fue a través de la tomografía de coherencia óptica (OCT) que mediante un haz de luz, permite barrer la retina en pocos segundos. Es muy poco invasiva para el participante pues solo es necesario poner una gota para dilatar la pupila. ¡Bajo coste aliado a eficácia!

¿Qué ha podido comprobar?
A princípio se ha notado que los primeros cambios en la retina, que es una proyección del cerebro, se producen muy pronto en las enfermedades neurodegenerativas, siendo la zona central de la retina la más afectada, que además es una región especializada en la visión del detalle y del color.

Según Inés López Cuenca, investigadora del IORC:

“Conocer qué ocurre en estos familiares, quienes aún no han desarrollado ninguna pérdida de memoria, nos da una información muy valiosa a la hora de valorar el riesgo o evolución de la Enfermedad de Alzheimer, así como para la realización de ensayos clínicos de fármacos que modifiquen o frenen el avance de la enfermedad tanto en fases preclínicas como prodrómicas”.

Siempre nos alegra comunicar nuevos avances en el diagnóstico o en la cura de enfermedades que sabemos perjudican la calidad de vida de las personas. Poco a poco, cada grano de arena que avanzamos nos hace estar más cerca de un día conocer la cura, ¿No creéis?

(Fuente: NCYT Amazings / UCM/DICYT)

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*