“Hermann” nos vuelve a emocionar con la música de la cuarentena en un corto de animación

Todos nos acordaremos de alguna manera de los meses pasados en cuarentena por cuenta del covid-19. Digo pasados porque en España lo estamos superando, pero sabemos que en muchos países de América aún lo están viviendo esta dura realidad… pero todo esto pasará.

Las redes sociales nos han acercado en estos períodos de soledad y aislamiento. La cuarentena en las redes vivida por los mayores nos alegra y entristece a la vez. Muchos fueron los relatos interesantes sobre el tema pero hubo uno que emocionó a muchos especialmente: la historia de Hermann, el octogenario que aunque tenga alzheimer no ha dejado de tocar la armónica cada día desde su ventana en la ciudad de Vigo durante los aplausos para los sanitarios.

Hoy volvemos a hablar de él porque su historia ha dado buenos frutos, además de la emoción de la música en períodos tan inseguros del confinamiento, ahora tenemos un corto de animación hecho por el estudio 23lunes, basado en la historia real del alemán que vive en España.

Para los que no conocieron la historia:

Hermann Schreiber, alemán, acaba de cumplir sus 80 años, así como su esposa, Teresa Domínguez, gallega. Los dos sufren alzhéimer. Ambos ya olvidaron el segundo idioma, pero lo que él no olvidó fue como tocar su armónica, instrumento que empezó a practicar cuando aún tenía 5 años.

Tamara Sayar, la persona que se dedicó a sus cuidados en esta cuarentena, lo ha estimulado a tocar en la ventana y así, cada día, cuando las personas aplaudían a los sanitarios desde sus balcones, él acudía a su ventana para ofrecerles un recital con su armónica y recibir sus aplausos. Según ella esto le ha estimulado a seguir ensayando durante el día para su concierto. Los vídeos grabados por Tamara se han viralizado por las redes sociales y fue sin duda uno de los más emotivos durante el confinamiento.

Video: EFE.com

Y esta emoción llegó también a Jordi García, director del corta “Hermann” que en tiempos de aislamiento, después de ver el video, decidió escribir el guión donde el protagonista no toca la armónica sino un apuesto violín. Aquí lo que importa es la actividad significativa, el personaje ficticio y el de la vida real se sienten más vivos y más motivados cuando hacen algo que les importa y les acerca a las personas y a la vida que han tenido.

Muchos fueron los profesionales que desde casa estuvieron trabajando durante dos meses y medio para regalarnos a todos con esta bella obra sin ánimos de lucro. Pero el homenaje verdadero va para todos los que fueron nuestros “héroes del 2020”: los sanitarios, científicos, profesionales de residencias y a todos aquellos que en general han cuidado de otros durante el confinamiento estricto y después.
Nos emocionó esta manera de dar las gracias y aquí la compartimos:

Fuente: 65ymas

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*