Dispensador automático de pastillas ayuda a personas con demencia a tomar sus medicinas

Es algo real  y que ya está en el mercado desde hace unos años, y se conoce como “Dispensador automático de pastillas” o “pastillero electrónico”.

Actúa como una alarma que indicará a los mayores o cuidadores que es hora de tomar la medicina y, lo mejor de todo, ofrece las dosis y pastillas correctas para cada vez, evitando sobredosis y posibles daños a la salud del mayor. Esto porque el dispensador de pastillas automático sirve al mismo tiempo de sistema de alerta y dispensador de pastillas, haciéndolo particularmente viable para personas mayores y enfermas que estén solas a menudo y deban vigilar sus tomas de medicación sin ayuda.

Ya existen diferentes modelos del dispositivo en el mercado, pero en general suelen tener 28 compartimentos para medicamentos y temporizador,  su programación la realiza el usuario y puede alarmar y permitir de 1 a 6 tomas al día. El dispositivo se puede bloquear para reducir el riesgo de acceso a los medicamentos e incluye una llave (también se pueden comprar llaves adicionales).

Lo mejor es que, además de proporcionar seguridad a la salud de los ancianos, evita demasiadas preocupaciones de los miembros de la familia y ayuda a reducir la ansiedad de los mayores para preguntar siempre si ha tomado el medicamento o incluso disminuir el miedo al olvido (ya que puede adaptarse la alarma), aliviando el estrés y, en consecuencia, mejorando la calidad de vida.

En América del Norte hay una compañía responsable de la venta de uno de estos productos que también ofrece un servicio de monitoreo de dosificación, donde, si suena la alarma y no se abre su compartimento, la compañía se pondrá en contacto con una lista de personas indicadas,  tratando de informar que no se cumplió el cronograma de medicamentos e incluso puede notificarlo por correo electrónico

Así es como funciona:

En España se puede encontrar productos similares, Si tienes interés de saber más detalles o comprar alguno , clic aqui! 

 

1 comentario

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*