Disfruta de las vacaciones y produce materiales para la terapia

vacaciones verano

¡Agosto en España es siempre mes de vacaciones! Cuando el verano castiga a los que tienen que trabajar y favorece a los que tienen la oportunidad de disfrutar del buen tiempo para escaparse a una playa. Aunque este año estemos con cuidados al extremo y (infelizmente) algunas regiones sigan con muchas restricciones por cuenta del Covid 19 es válido tener en cuenta esta publicación para la próxima vez que puedas escaparte.

Puedes pensar que el título de esta publicación es un error, una locura, ¡pero no lo es!  Disfrutemos de las vacaciones y ese viaje soñado para producir materiales que puedan (¡y deberían!) ser utilizados en terapia. Después de todo, los buenos momentos siempre son inspiradores y por esa misma razón pueden producir buenos materiales.

No importa si  el viaje es al exterior o a un pueblo o a playa cercana de donde vives.  Ya verás que podrás hacer un buen trabajo en medio a tu relax porque todo lo que necesitarás son fotografías. Para eso, hace falta una cámara que puede ser perfectamente la de tu teléfono móbil, un recurso básico para cualquier turista, es decir, no necesitará nada específico que no esté a tu alcance durante las vacaciones.

Si tienes uno de estos con  súper cámaras mejor aún para este propósito, ya que tienen una buena imagen de resolución, ¿verdad?

La primera regla aquí es entrenar tus ojos e intentar usar tu razonamiento terapéutico al hacer registros fotográficos, ¡verás que todo saldrá bien!

Las imágenes relacionadas con la comida pueden ser un recurso maravilloso, otra excelente posibilidad son las obras de arte o entornos que puedas encontrar. Vamos allá….


Al usar fotografías, puedes hacer comparaciones entre imágenes similares para que el paciente las observe (para aquellos que desean trabajar cognitivamente, el enfoque puede ser éste) y el tacto (el tipo de toque puede ser ese movimiento en el que desea trabajar) lo que es diferente entre pares de imágenes Así que puedes:

– Usa las mismas imágenes con diferentes colores. No te preocupes porque nadie está hablando de tratar fotos con Photoshop o un programa similar, puedes obtener estas diferencias de color usando las fotos con efectos de filtro que puedes obtener en tu teléfono o en aplicaciones de redes sociales (Instagram y Facebook).

¿Sabes aquella foto que tomaste desde tu teléfono, pusiste un filtro para cambiar el color y la colgaste e en las redes sociales? Bueno, ya es un recurso perfecto.

–Utiliza objetos similares en la misma foto para que el paciente señale qué es diferente entre ellos o quién sabe qué movimientos recuerda que están relacionados con esos objetos. Un ejemplo son los paquetes de pasta, el embalaje es muy similar, pero no son lo mismo.

Otra es esta vista con posición diferente del parapente.

– Usa fotos con objetos conocidos para que el cliente los nombre. Fotos de frutas, verduras y pastas para ejemplificar.

– Capta imágenes de estatuas interesantes como por ejemplo sirenas o bustos de mármol para hacer el juego de las diferencias y asociaciones frente-verso… además todo esto puede generar temas de conversación sobre las curiosidades

– Fotografa la misma escena varias veces, solo cambiando objetos. Se puede reproducir una escena similar en la asistencia, puedes realizar la tarea de colocar los objetos en la misma posición que la secuencia de fotos; Otra posibilidad es señalar la diferencia entre las fotos, o quizás intentar asociar estas fotos con el trabajo motor. Ve la secuencia que grabamos:

mesa puesta

¿Entonces te gustó? ¡Tan pronto como sea posible, escribiremos otra publicación con más consejos para las vacaciones!

¿Y tú, tienes algún consejo para compartir? Envía tu publicación a [email protected] 🙂

 

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*