¡Crea y usa el calendario del cuidador!

planner

Cuidar es una relación que implica satisfacer las necesidades físicas, emocionales y sociales de alguien. El rango de tareas involucradas ante tantas necesidades requiere una buena planificación y organización.

Como los cuidadores son muy conscientes, la planificación y organización lleva tiempo e involucra variables que son difíciles de controlar. Proponemos aquí el uso del calendario o un planificador como sistema organizacional para que el cuidador domine y haga un mejor uso de su tiempo.(Si no sabe qué es un planificador, busque en Google los detalles, pero básicamente, tiene más espacio para escribir y puede tener páginas dinámicas para organizar incluso problemas financieros).

¿Cómo crear un calendario para este propósito?

Una forma económica de obtener el calendario es descargarlo e imprimirlo. Simplemente escribe “calendarios descargables” en el navegador y encontrarás muchas opciones para elegir. Después de seleccionar e imprimir un estilo que te guste y satisfaga tus necesidades, puedes almacenarlo en una carpeta.

Por supuesto, esto llevará tiempo (el proceso de búsqueda, encontrar el que mejor se adapte a su gusto, imprimir y guardar), pero la otra alternativa que es más práctica (no más barata) es comprar uno listo para usar. Puedes comprar en Internet o en una visita a una papelería, dónde tendrá varias opciones y podrás comparar los materiales. Una vez que los calendarios están disponibles para comenzar a usarlos como ayuda para la organización de la rutina de quienes reciben atención y el cuidador, es necesario apuntarlo todo:

– Fechas y horarios de médicos y terapias.
– Fechas y horarios de visitas de los cuidadores
– Recordatorios para pedir suministros y medicamentos.
– Días de eventos (cumpleaños y otros eventos a los que asistirá el cliente)
– Fechas de atención temporal que recibe el cliente (medicamentos temporales, etc.)

Cuando se usa el calendario fielmente, se convierte en algo más que un organizador, más que un cronograma, se convierte en una fuente de consulta cuando es necesario verificar el historial médico, las rutinas, planificar eventos futuros e incluso controlar los costos para los médicos y terapias, una vez que se anota el número de sesiones y consultas.

Consejo: Anota la cantidad de sesiones por mes para cada especialidad, es decir, marca la cantidad de sesiones realizadas hasta el momento con el nombre de la especialidad el día del mes en que ocurrió.

Ejemplo:

el primer día del mes en que el cliente realiza la sesión de fisioterapia, escribe Fisioterapia 1 y así sucesivamente. Cuando llegues a la última sesión del mes, ya sabrás cuántos hubo en total y no necesitarás contar uno por uno, optimizando tu tiempo.

Ah, y una última cosa: ¡usa el calendario también para el cuidado del cuidador! Todos los meses debes programar unos días de fiesta o pausa unas horas para ti. El tiempo y la cantidad de tareas de quienes se ocupan, a veces, es tan intenso que no hay tiempo para eso o la sobrecarga de tareas no se nota hasta que todo se hace en papel.

El desafío inicial es hacer que el uso del calendario sea un hábito. Para que eso suceda, mantén el calendario en un lugar visible. Tener siempre cerca un lápiz o bolígrafo es importante, por lo que nunca dejarás de escribirlo por falta de material disponible en el momento.

Si eliges utilizar una aplicación para este propósito, mantén el dispositivo electrónico accesible en todo momento.

Ah, el calendario físico debe ser portátil, es importante tenerlo en todo momento. De esa manera, pueds programar la próxima cita y cualquier otro evento, programando la mejor manera de inmediato.

Finalmente, recuerda que se necesitan al menos seis semanas para que un nuevo hábito se vuelva automático. Por lo tanto, uno no debería renunciar a usar el calendario antes de ese tiempo … o tal vez incluso un poco más. =)

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*