Consejos para una buena comunicación con los ancianos con pérdida auditiva

anciana con problemas de audición

La pérdida de audición es una condición común que puede ocurrir por diferentes razones, incluidos factores hereditarios, procesos de enfermedades, lesiones debido al ruido excesivo o el proceso de envejecimiento natural en sí.

La pérdida de audición que ocurre con el envejecimiento generalmente no genera incapacidad, y la dificultad se puede reducir con el uso del audífono. Independientemente del uso o no del dispositivo, debes conocer algunas recomendaciones sobre cómo hablar con los ancianos que tienen pérdida auditiva:

Habla despacio y articula claramente las palabras:
Habla con espacios cortos entre palabras e intenta expresar lo que quieres decir con frases cortas y directas.

Deja que se vea tu cara, no articules en exceso con tus manos:
Ponte de frente a la persona mayor, llámale y espera a que te mire, solo entonces puede beneficiarse de la lectura de los labios o la expresión facial para comprender mejor lo que se ha dicho.

(Lee también: Actividades para personas mayores ¡necesitamos usar la amabilidad y la empatía para obtener mejores resultados!)

Busca lugares tranquilos y bien iluminados:
Algunos sitios muy ruidosos pueden dificultar la escucha incluso para las personas mayores que ya usan audífonos, porque los ancianos necesitarán tener suficiente atención para que su voz se alce sobre otros ruidos que hacen la competencia en el entorno. Además, los lugares poco iluminados no permiten que los ancianos usen la lectura de labios para ayudarles.

Reformula el diálogo hasta que los ancianos entiendan:
Si has seguido todos los consejos anteriores e aún así la persona mayor tiene dificultades para comprender lo que dijo, una buena opción es rehacer la oración, decir lo mismo de otra manera y cambiar tantas veces como sea necesario, haciendo las frases más objetivas.

Habla cerca de los ancianos:
A menudo es necesario estar muy cerca, pero primero, sigue todos los consejos anteriores, si la dificultad persiste, trata de hablar cerca del oído pero, sobre todo, sigue el siguiente consejo …

No grites:
Hablar demasiado fuerte o gritar para comunicarse con los ancianos puede causar molestias e incluso dolor. Gritar también puede desencadenar situaciones de estrés y tensión. Si sigues los consejos anteriores seguramente te darás cuenta de que gritar es innecesario.

Y, si el anciano usa un audífono, asegúrate de que lo esté usando y si está funcionando adecuadamente.

Aquí te mostramos cómo probar si las baterías del dispositivo funcionan:

1. Coloca el dispositivo en la palma de su mano izquierda
2. Cúbrelo con la mano derecha, formando una concha (sin tocar el dispositivo)
3. Coloca tu oreja cerca de tus manos.
Si el audífono emite un sonido, indica que está funcionando; de lo contrario, puede ser el momento de cambiar las baterías.

¿Te gustaron los consejos? ¡Este atento a nuestras redes sociales @reab.esp y no pierdas otros consejos y noticias del mundo de la rehabilitación!

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? Allí encontrarás otros consejos sobre cómo estimular a las personas mayores. (¡No olvides poner el subtitulo en español!)

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*