Aprendiendo sobre envejecimiento con Mafalda

Mafalda 50 años

En un día como hoy, hace 50 años, llegaba a España desde Argentina, una niña que con su manera de ser, sus reflexiones y respuestas para todo, deseaba cambiar el mundo. Mafalda era su nombre, la mejor creación de Quino, como era conocido su creador, Joaquín Salvador Lavado Tejón. El dibujante que cumplió el viernes pasado sus 88 años, y así como su creación, mantiene su llama encendida tan contemporánea y actual y nos hace recordar que la edad no se mide con números.

Su despliegue en España fue gracias a la Editorial Lumen y a su fundadora Esther Tusquets, que después de que las tirar fueran rechazadas por otra editorial debido a tratar de temas tan transgresores, decidió enfrentarse a la realidad y publicarlas con su sello. a principio con pequeñas tiras y censuradas para el “público adulto”.

Mafalda en sus tiras nos hablaba de muchos temas polémicos, no solamente de política, pero del mundo, de las relaciones de las personas, del envejecimiento y por supuesto de amor. Actualmente la editorial Lumen acaba de lanzar “El amor según Mafalda”, un tratado sobre el este sentimiento tan amplio y descrito, analizado y expresado esta pequeña niña con su sabiduría rellena de ironía. “Mafalda es eterna”, nos dice la editora y podemos comprobar que sus temas siguen actuales.

Hoy le rendimos homenaje porque muchas veces con el humor típico de los cómics podemos encontrar verdades dignas de reflexión para nuestras vidas como en esta tira sobre el envejecimiento:

Mafalda y el envejecimiento

Cuando hablamos sobre envejecer intentamos destacar la importancia de tomar las riendas de ese proceso. Es realmente importante que cuidemos nuestra mente a lo largo de nuestra vida…¿ y qué podemos hacer para cuidarla mejor?

¡Vivir bien! Vivir bien no significa está cercado de lujos y sin preocupaciones. Podemos empezar con mantener vivas las curiosidades, las pasiones y las buenas relaciones.

¡Que podamos inspirarnos cada día! El pensamiento activo hace el cerebro trabajar, y que podamos seguir guiando nuestra travesía por esta vida lo mejor que podamos, ¿Verdad?

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*