8 consejos para facilitar la rutina y hacer que el entorno sea seguro para las personas mayores con demencia

terapia

La demencia es una condición que interfiere directamente con el patrón de funcionamiento de las personas mayores, lo que interfiere con su rutina, actividades sociales e incluso de ocio.

Hemos traído algunos consejos para facilitar la vida cotidiana de los ancianos con demencia, pensando principalmente en reducir las situaciones de riesgo que el entorno puede ofrecer, tales como: salidas inesperadas, sobredosis (accidental) de medicamentos o incluso caídas, ya sea por déficit de la visión (no ver bien), tipo de calzado o incluso porque olvidó encender la luz.

¿Pasamos a los consejos?

1- Luz con sensor de movimiento: Muchos ya conocéis a los sensores de movimiento para la luz, algo simple, pero que puede marcar una gran diferencia al reducir el riesgo de accidentes debido al ambiente oscuro. Pon estas luces en lugares estratégicos, como pasillos, baños y cocinas, o en entornos que las personas mayores circulan con mayor frecuencia durante la noche, sin supervisión.

2- Lámpara o lámparas de noche: Aún hablando de iluminación, las lámparas de mesa pueden ser una buena opción; Por lo general, colocadas junto a la cama, dejan la habitación iluminada por la noche, y sirven también para evitar accidentes.

3- Detector de humo: Para  las personas de la tercera edad a quienes les gusta cocinar pero suelen olvidarse la comida en el fuego.

4- Dispensador automático de medicamentos: Hay una publicación completa sobre un tipo de caja de medicamentos aquí en nuestra web, haga clic aquí.

5- Grifos automáticos: Además de evitar el desperdicio de agua, también evita preocupaciones sobre pequeñas inundaciones que pueden causar resbalones, especialmente dentro del baño. (Es necesario capacitar a los mayores para el uso, ya que será algo diferente de lo habitual)

6- Reloj digital: los mayores, especialmente con demencia, necesitan orientarse temporalmente, para saber qué es día / noche y qué horas de comer, por ejemplo. Recuerde siempre decirle a la persona mayor lo que está haciendo y mostrarle qué hora es, esto puede facilitar la rutina. Para eso, ese reloj digital que muestra la hora “fácilmente” puede ser ideal, ya que para algunos, la orientación con el reloj de punteros analógico puede ser difícil.

7- Accesibilidad móvil: el consejo del momento es hacer que los teléfonos móviles sean accesibles para las personas mayores, principalmente porque es uno de los principales medios de comunicación en la actualidad. Puede acceder a la configuración del dispositivo, hacer clic en la opción de accesibilidad y aumentar el tamaño de la fuente o incluso poner colores contrastantes para facilitar su uso. Disminuir los estímulos también es una buena idea, la idea es dejar en la pantalla de inicio solo algunas funciones de uso frecuente, como la aplicación de llamada, por ejemplo.

8- Reloj GPS: algunas personas mayores que generalmente se van sin previo aviso y especialmente los ancianos con demencia; actualmente hay relojes que pueden rastrearse a través del GPS, como este ejemplo aquí,  así caso los ancianos se pierdan, sus cuidadores tendrán acceso a su ubicación. También hay plantillas GPS, échale un vistazo haciendo clic aquí, y los teléfonos celulares como iPhones tienen una funcionalidad que te permite saber dónde está la persona.

Es necesario recordar siempre que la indicación y capacitación de recursos para adaptar los entornos y las actividades cotidianas de las personas mayores requiere una evaluación profesional previa.

¡Busque un terapeuta ocupacional que pueda ayudarlo a invertir de manera segura en modificaciones que realmente funcionarán en su vida!

¿Tienes algún otro consejo? Déjalo aquí en los comentarios.

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*