10 consejos para pasar la Navidad con personas con Alzheimer

montar arbol de navidad

Una de las dificultades de los cuidadores es sintonizar a la persona con Alzheimer con su entorno, y esto incluye fechas conmemorativas como la Navidad. Con eso en mente, la Sociedad de Alzheimer ha reunido 7 consejos (e insertamos tres más) para hacer este día más liviano, tranquilo y armonioso para quienes padecen la enfermedad y quienes viven con quienes la padecen. Algunos de los consejos, acompañan relatos de quien cuida.

1. Pon las decoraciones navideñas gradualmente.
Entra lentamente en el ambiente navideño. Considera poner las decoraciones gradualmente en el transcurso de unos días para que no sea un gran cambio en la configuración habitual de la persona.
“Este año puse el árbol el 1 de diciembre. Ella se quedó feliz, especialmente cuando vio un viejo adorno navideño (incluso sin reconocerlo) “.

2. Invítale a opinar sobre la decoración.
¿Prefieres Rojo o dorado? En esta época del año, muchas familias suelen reunirse para definir cuál será la decoración navideña del año. Recuerda invitar a las personas mayores a participar en el momento con sus gustos y opiniones. Pregunta sobre los colores que prefiere y dónde colocar cada elemento de decoración.

3. Mantén la Navidad simple y familiar. Una persona con demencia puede sentirse abrumada durante el período navideño, por lo que es mejor no exagerar. Mantener el nivel de actividad bajo durante el día ayudará a la persona con Alzheimer a relajarse.
Seguir una rutina familiar también es una buena idea cuando sea posible. Comer en horarios regulares y en entornos familiares ayudará a limitar cualquier posible confusión potencial.

4. Involucra a la persona con demencia.
Hay muchas formas de involucrar a las personas que viven con demencia en el ambiente navideño, puede ser algo tan simple como colgar un adorno en el árbol o detenerse para ir de compras por Navidad. Lo importante es que se sientan incluidos.
Un informe familiar: “Mi madre todavía quería enviar tarjetas de Navidad, así que la hice escribir su nombre en una hoja de papel. Luego escaneé, redimensioné, copié e imprimí en etiquetas hechas por computadora. Mamá me ayudó con algunas etiquetas, se sintió involucrada, y escribí los nombres de los destinatarios en la parte superior e hice los sobres. Hicimos unas 25 tarjetas ese año. No pudo escribir su nombre más de una vez, pero logramos enviar 25 tarjetas con su nombre.”

5. Planifica una cena tranquila
Un gran número de invitados puede ser angustiante, así que pídeles a familiares y amigos que espacien sus visitas durante la temporada festiva. Si comienza a llenarse de gente de inmediato, designa una habitación en su hogar, una “habitación tranquila”, donde la persona con Alzheimer pueda relajarse sin los ruidos fuertes.

6. Invocar recetas antiguas
Aquel panettone de fruta o un pavo relleno … Hay recuerdos inolvidables, especialmente cuando se relacionan con actividades que eran parte rutinaria de los ancianos. Anímale a recordar las comidas típicas de Navidad y luego descubre viejas recetas con él.

7. Recuperar viejos recuerdos
¿Qué tal si traes recuerdos de una vieja canción que solías disfrutar o una película clásica de Navidad?, encuentra algo divertido en el que los cuidadores puedan participar. Hacer un álbum de fotos familiares o una caja de memoria puede ser una buena manera de pasar tiempo juntos. Un comentario de un cuidador: “Creé un iPad con memoria que sólo tenía cientos de fotos de amigos, familiares y lugares. Usando mi ordenador, agregué nombres, fechas de año y nombres de lugares. Fue una larga labor de amor que actualizaba regularmente con nuevas fotos de interés para ella “.

8. Cuidado con el tipo y la cantidad de comida
Aunque muchas personas comen mucho en Navidad, un plato lleno puede ser desalentador para alguien que tiene dificultades para comer. Vigilad para que no coma en exceso, muchas personas mayores comen y no se dan cuenta de la sensación de saciedad.

9. Vigila con atención las comidas
Se debe tener cuidado al comer alimentos, especialmente en algunas etapas de la demencia. Aunque sea el momento tradicional de la fiesta, hay que estar atento para que los mayores no hablen mientras comen, evitando posibles asfixias.

10. Sé flexible
Es fácil quedar atrapado en las tradiciones navideñas, pero esta temporada de vacaciones puede comenzar a verse diferente a medida que avanza la demencia. Siempre vale la pena tener un plan B y estar preparado para cambiar los planes de Navidad si algún elemento del plan no funciona. Vale recordar que cada experiencia es única. Valida siempre la idea de cualquier cambio con otras personas involucradas en el proceso de atención.

¿Has visto nuestros videos en Youtube? ¡Suscríbete a nuestro canal y no olvides poner las leyendas en español y activar el “timbre” para recibir las novedades! Nos vemos allí!

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*