Prueba de sangre para Alzheimer, ya aprobada en Japón

Japón aprobó un kit de análisis de sangre para diagnosticar la enfermedad de Alzheimer, un avance poco común para abordar una afección que afecta a decenas de millones en todo el mundo.

Sysmex Corporation dijo que ahora estaba trabajando para comercializar el kit, que mide la acumulación de una proteína que es un marcador de la enfermedad, «lo antes posible».

Los métodos existentes para diagnosticar la enfermedad de Alzheimer son costosos y médicamente intrusivos, y a menudo implican un escáner cerebral o una punción lumbar .

«Sysmex ha estado desarrollando una tecnología para identificar más rápida y fácilmente la acumulación de (beta amiloide) en el cerebro para resolver problemas en el diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer», dijo la compañía.

«A diferencia de los métodos de prueba convencionales… (el kit) permite realizar pruebas con sangre, lo que reduce la carga física, emocional y financiera de los pacientes», agregó.

La Asociación de Alzheimer, un grupo con sede en EE. UU., dice que «existe una necesidad urgente de herramientas de diagnóstico simples, económicas, no invasivas y fácilmente disponibles, como análisis de sangre para diagnosticar la enfermedad».

«En el futuro, es muy probable que revolucionen el proceso de diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer y todas las demás demencias», dice el grupo en su sitio web.

El mes pasado, los datos mostraron que un nuevo medicamento llamado lecanemab redujo el deterioro cognitivo en pacientes con Alzheimer en un 27 por ciento durante un período de 18 meses.

Los datos también revelaron efectos adversos que incluyen hemorragias cerebrales e hinchazón, pero fueron aclamados en gran medida por ofrecer una «opción de tratamiento real» para las personas con la enfermedad cognitiva degenerativa.

En la enfermedad de Alzheimer, dos proteínas clave, tau y beta amiloide , se acumulan en marañas y placas, conocidas juntas como agregados, que causan la muerte de las células cerebrales y conducen a la contracción del cerebro.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*