Envejecer: ¿Qué recordaremos antes de olvidar?

abuela y nieta

¿Qué recordaremos antes de olvidar?
Esta pregunta complementa un poco nuestra reflexión anterior del tarro de “cosas que nos gustaría guardar en la memoria” . Si no la has visto mírala en nuestras redes @reab.esp

Sabemos que no tenemos el control sobre nada (este año nos ha mostrado con creces lo que queremos decir) y que envejecer hace parte del vivir. Pero en este proceso es importante descubrir lo que realmente nos importa; al fin y al cabo, la vida a veces nos llama al autoconocimiento y la reflexión.

¡No lo dejes para más tarde!  Hay dos etapas de la vida en que se vive al día como debería de ser: La niñez y la vejez. Con todas las sutilezas (despreocupaciones y preocupaciones del día a día). Puede que por esto muchas relaciones con los abuelos tienen un tono especial.⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Cuando decimos de hacer todo lo posible ahora no es un llamado a la productividad desenfrenada (¡esto ya tenemos de sobra!). Es más un recuerdo de no aplazar afectos, encuentros (aunque virtuales), intercambios.

  • No dejar para después la alegría del pastel que da calor al corazón y te recuerda a la infancia porque estás de dieta;
  • No aplazar el decir “te quiero” a alguien querido por la vergüenza o porque esto ya no se lleva;
  • No dejar de bailar con tu abuela, con tu pareja o tus hijos en el medio de la sala sin pretensiones a nada más, por temor a ser mal visto;
  • No dejar pasar el atardecer al final de la tarde por falta de tiempo.

No debemos olvidar que como profesionales somos cuidadores de quienes se preocupan y cuidan también.
¡No podemos olvidar el amor que envuelve las relaciones que cuidamos ! No habrá inclusión si no hay amor. No lo dudes.

La amabilidad es un sentimiento poderoso que nos ayuda a salir de nosotros mismos y a mirar a nuestro alrededor  y da sentido a la vida… y la vida es (solo) ahora. Aunque sea una frase muy dicha, quizás ahora es el momento de ponerla en práctica ❤️
¡A vivir!

Créditos de dibujo de la imagen: @draw_cia

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*