Coronavirus: ¿Qué podemos aprender del ejemplo de la persona con discapacidad?

discapacidad

«La discapacidad es la capacidad extraordinaria de ser capaz.»

Seguramente ya has oído / leído esta frase y más aún durante esta semana en que celebramos el Día Mundial de la discapacidad. La frase lo dice todo: tenemos mucho que aprender con las personas que viven con alguna discapacidad, ¡y no son pocas! (se estima que más de mil millones de personas en el mundo).

Con el tema de la pandemia, el mundo ha parado para reflexionar sobre viejos hábitos. Tenemos que involucrarnos en una nueva forma de pensar y aprovechar la experiencia ya vivida por otros para aprender. ¿Qué otros? Las personas obligadas por las distintas circunstancias que necesitaron encontrar nuevas formas de relacionarse con el mundo y entender que la resiliencia juega un papel importante ante un escenario que requiere una nueva forma de actuar. La resiliencia juega un papel crucial en nuestra capacidad para sobrevivir y crecer a largo plazo. si el concepto de Resiliencia no te queda claro, ¡mira aquí!

Las personas con discapacidad se enfrentan a muchas barreras cada día de la vida: no sólo las físicas pero también las personales, las de comunicación y las sociales. Por esto la reflexión de hoy nos trae a estas personas que están acostumbradas a adaptarse y superar las dificultades.

¿Quién tendría que enseñarnos en esas circunstancias en las que todo el planeta vive en aislamiento, miedo, restricción? El que no ve, el otro que no camina, el que no oye o que, por alguna discapacidad, se enfrentó a circunstancias y sentimientos que estamos viviendo.

Para las personas con discapacidad, la necesidad básica de conexión también es fundamental para sus vidas. Dependen de la asistencia de otros seres humanos o del uso de la tecnología para conectarse o ayudar en las actividades de la vida diaria. Así como necesitamos pensar y vivir ahora.

Debido a la naturaleza necesaria del desapego social por parte del Coronavirus, esta circunstancia se ha convertido en la nueva normalidad y, por lo tanto, existe la necesidad de cambiar significativamente la mentalidad para depender más de formas alternativas de vida durante las próximas semanas o meses.

Necesitamos utilizar la experiencia vivida de la discapacidad para dar forma a un instrumento mental robusto, una nueva forma de pensar que ayude a navegar por lo desconocido en estos tiempos alarmantes.

Debemos aprovechar las lecciones de la resiliencia para ayudarnos a encontrar una manera sólida de aceptar lo que no podemos controlar e involucrarnos en lo que podemos. Esta ha sido una forma de vida esencial para las personas con discapacidad y es hora de aprender a construir una mejor comprensión de cómo esta experiencia vivida por la persona con discapacidad puede servir como una lección valiosa para cambiar nuestra mentalidad para volver a aprender cómo vivir y construir un camino con salud, participación y bienestar.

Que seamos estudiantes reflexivos y practicantes voraces frente a las lecciones de las personas con discapacidad. No solamente pensemos en una sociedad inclusiva para ellos, nosotros también debemos cambiar nuestra mentalidad para que exista una verdadera inclusión en todos los aspectos.

Gracias a Jonathan Kaufman por la publicación en Forbes que inspiró esta conexión entre nosotros y estos maestros.

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*