Cómo hacer la transición del mayor con demencia de «Conductor» a «Pasajero»

prohibido conducir

Como hablamos anteriormente aquí en Reab,  el momento en que el mayor con demencia debe pasar por la transición de ser conductor a que sea un no conductor es una situación bastante común entre los que cuidan.

Pero aunque sea común, no suele ser una tarea fácil, pues dejar de conducir además de ser una pérdida de su independencia es hacer admitir al mayor que sus habilidades están cambiando.

Para hacer esta transición (después de comprobada con el médico y terapeuta ocupacional que ha llegado el momento) lo mejor es iniciar la conversación tan pronto como sea posible, y mejor aún si puede ser acompañada por el médico. En esta charla debes implicar a la persona con demencia en la planificación y la toma de decisiones, apelando para el sentido de responsabilidad y seguridad de él y de los demás (háblale sobre los peatones, otros conductores y accidentes que puedan causar) y sobretodo sé muy cuidadoso con la manera de abordar el tema para no herir los sentimientos del mayor con este cambio.

Algunas personas utilizan un recurso de hacer un contrato firmado con la persona con demencia leve que dará permiso a otra para ayudarla a dejar de conducir cuando sea necesario.

Una vez comunicado el tema es hora de buscar alternativas para evitar que la persona conduzca que puede ser implementada paulatinamente – aunque aún esté conduciendo se puede empezar a adoptar medidas para hacer la transición como por ejemplo:

  • Contar con una red de apoyo de Familiares y amigos que puedan llevar a la persona para sitios en concreto o asistir a consultas médicas
  • Usar más servicios de taxi o transporte (como uber en algunas ciudades) con los que puedes concretar un valor fijo al mes que puedas administrar para desplazar a la persona cuando quiera (coméntale temas como dificultad de aparcar en determinados lugares, atascos, etc para convencerle de que es mejor que otro conduzca)
  • Empezar a usar los Servicios de entrega de productos (pedir comida por teléfono, pedir medicamentos, etc)
  • Hay ciudades que cuentan con Servicios de transporte para personas mayores, ofrecidos por el ayuntamiento o por centros comunitarios, iglesias u otras organizaciones
  • Una idea interesante es siempre que sea posible contar con un acompañante que vaya con la persona con demencia en estos desplazamientos para sentarse juntos en el asiento trasero y charlar de modo que parezca algo común ser pasajero.

En los casos más difíciles la persona con demencia no está dispuesta a dejar de conducir (sea por no aceptar su situación o por aún creerse capaz de hacerlo con perfección) y se hace necesario adoptar medidas preventivas más radicales como por ejemplo:

  • Controlar el acceso a las llaves. Puedes guardar las llaves en un sitio seguro dónde la persona con demencia no tenga acceso; caso esta insista en tener las llaves, dale un juego de llaves diferente para que no puedan arrancar el vehículo.
  • Desactivar el vehículo. Para esto cuenta con un servicio de mecánico y pídele que instale un «interruptor de apagado» que debe estar conectado antes de que el coche arranque.
  • Vender el vehículo. En última instancia, si ya has montado una manera de que el mayor se desplace sin depender del vehículo, organízate para venderlo.

Recordamos que cada caso debe ser estudiado de forma individualizada y un terapeuta ocupacional que acompaña el mayor puede evaluar el impacto de la enfermedad en la capacidad de una persona para conducir y sugerir estrategias para ampliar la seguridad, así como cuándo y cómo reducir el tiempo de manejo o dejar de conducir.

En cada país existe leyes distintas con respecto a la demencia y las restricciones para conducir. En el caso de mayores con demencia leve que aún estén en condiciones de conducir, puede ser necesario que su médico tenga que presentar en un informe el diagnóstico de demencia a las autoridades competentes.

Lo importante siempre es dar cada paso en su momento y paulatinamente pensando siempre en el bienestar de la persona con demencia.

Fuente: www.mayoclinic.org

¿Te han gustado estos consejos? ¿Has pasado por algo parecido?

¡Déjanos tu comentario!

1 comentario

  1. Fué muy difícil quitarle el carro
    Lo que hicimos fué conseguirle conductor y cuando perdió mucho la conciencia se desprendió del carro

    Las labores de cuidador me han producido mucha dep

    Lo que más me ha deprimido es el compromiso frontotemporal que le producido una deshinibiciòn en el ámbito sexual
    Estoy tomando medicación antidepresiva

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*