¿Cómo adaptar la Comida o Cena de Navidad para mayores con demencia?

comida navidad

Hoy celebramos la Navidad, una de las épocas más bonitas y especiales del año.

Aunque no hayas tenido mucho tiempo de preparar nada diferente, aún podrás disfrutar  de una comida a la que puedes incluir a las personas mayores de manera adecuada.

Es muy importante tener en cuenta que cada anciano reacciona a esta época de una manera distinta, muchos se ponen muy nostálgicos por momentos vividos en el pasado con sus seres queridos, por lo que es de vital importancia hacer que las vivan con cierta alegría.

Aquí te dejamos algunas sugerencias para que las personas mayores, con demencia o no, participen en este momento especial para una familia que es la Comida de Navidad. ¿Vamos a ellas?

1 – Planifica una cena con pocos miembros de la familia, después de todo, los ambientes muy ruidosos y con muchas personas “desconocidas” pueden hacer que los ancianos se sientan incómodos e incluso confundidos y agitados.

2 – Organiza la mesa principal de forma sencilla, con pocas opciones de comida. Sabemos que a algunas familias les gusta tener cuidado al decorar la mesa, pero valora la simplicidad (que no significa excluir toda la decoración, sino minimizarla).

3 – Da preferencia a alimentos no tan “complicados”; Para algunas personas mayores, el riesgo de asfixia es alto y según qué alimentos pueden aumentar aún más este riesgo, evite alimentos muy pequeños con hueso o semillas como las uvas, las aceitunas y el pescado que puede contener espinas.

4 – Disminuye las porciones en la mesa, a veces la sensación de saciedad es difícil de notar y puede llevar a comer en exceso. Además, también puede conducir a riesgos para la salud, especialmente para personas mayores diabéticas o hipertensas.

5 – Permítale decidir su propio plato, pregúntale qué le gustaría comer (vigile la cantidad!).

6 – Intenta adaptar el horario a la persona, si es una cena ¿Qué tal hacerla antes de la medianoche tradicional? Algunas personas mayores tienen la costumbre de dormir temprano, en cuyo caso no tiene sentido esperar el timbre de “medianoche”, puedes transferir el tiempo de intercambio de regalos y comer a un momento más cómodo y promover la participación de las personas mayores en un momento tan especial.

¿Tienes otros consejos? ¡Coméntalos aquí!

¡Os deseamos a todos una Feliz navidad con mucho Amor !!

Recuerda que en www.reab.es tienes más contenido como éste que puede ayudarte a cuidar.

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*