Beneficios de hacer un jardín interior con personas con demencia

demencia y jardín

El poder curativo de las plantas y la naturaleza se ha realizado durante siglos. Las últimas décadas de investigación científica han comprobado que la jardinería y la interacción con plantas vivas pueden ser muy beneficiosas para la salud física, mental y social de los seres humanos.

En el caso de las personas con algún tipo de demencia, la jardinería o el simple contacto con las plantas puede tener muchos efectos positivos, principalmente relacionados con algunos síntomas angustiantes de comportamiento.

Este tipo de terapia puede actuar para:

  • Mejorar su bienestar general
  • Mejorar su nivel de funcionamiento
  • Reducir el uso de medicamentos psicotrópicos.
  • Disminuir su incidencia de caídas graves.
  • Interactuar con el entorno de cuidado de un ser vivo

Cuando usamos el cuidado con las plantas trabajamos algunas estimulaciones físicas y sensoriales como el tacto y el olfato.
La estimulación táctil, o tocar plantas, promueve sentimientos psicológicos de relajación junto con una respuesta fisiológica calmante en el cuerpo y si a ella asociamos el olor de ciertos aromas naturales, podemos lograr estimulación de recuerdos y también mejorar el estado de ánimo por los sentimientos de tranquilidad que se puede generar.

Existen estudios que usan sonidos de la naturaleza e imágenes para activar sensaciones de relajación reduciendo muchas veces la agitación que puede ocurrir en las personas con demencia.

Hablamos anteriormente sobre cómo usar la naturaleza como aliada para vivir más y mejor, ya que de acuerdo con las investigaciones pasar tiempo al aire libre en la naturaleza creará una gran cantidad de efectos positivos en la salud, la felicidad y el bienestar de las personas con demencia.

Pero no siempre podemos disfrutar de la naturaleza exterior, pero esto no significa que no podamos plantar y mantener nuestro pequeño jardín interior.

El jardín terapéutico será más efectivo cuando es propuesto por un terapeuta especializado en el tema. Pero incluso sin uno, los beneficios de simplemente interactuar con las plantas pueden ser profundos desde que se sigan unas pautas para crear el jardín y usarlo para estimular personas con Alzheimer dentro de casa.

Idealmente, puedes empezar seleccionando una variedad de plantas estimulantes de los sentidos. Busca flores de colores, follaje interesante y aromas agradables.

Sin embargo, no se preocupe si esto no es posible o práctico, incluso una sola planta puede ser terapéutica. Para algunas personas, o en algunas circunstancias, una sola planta podría ser aún una mejor opción que todo un jardín. En nuestra próxima publicación te indicaremos pequeñas reglas y paso a paso a seguir para que esta actividad sea un éxito en la estimulación de personas con demencia.

Fuente: readementia

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*