Actividades para estimular el cerebro de los mayores con productos de la despensa

produtctos de la despensa

Es en la vida cotidiana que usamos nuestras habilidades cognitivas, motoras y sensoriales. ¿Y por qué no aprovechar la oportunidad y usar estos momentos para estimular o rehabilitar? Bueno, esta es una de las bases de reab.es, usar temas cotidianos para rehabilitar.

Este ejercicio fue publicado por nuestro equipo de Brasil en reab.me en 2010 (¡créanos, ya existía el sitio web en portugués por entonces! ) y nos gustó tanto su utilidad y versatilidad que lo elegimos para ser actualizado y ser traído desde el fondo del cofre!

¿Vamos a verlo?

Primero, Hay que tener en cuenta si la agudeza visual del cliente permite el uso de las etiquetas originales del producto. ¿Él ve bien los datos de la etiqueta? Utilizaremos fechas de caducidad del ejercicio y, como suelen ser muy pequeñas y con poco contraste, pueden tener una presentación inadecuada para un buen rendimiento del ejercicio. Una alternativa es hacer una adaptación (con rotuladores por ejemplo) para que las fechas de caducidad sean más visibles.

productos de la despensa

Una vez que estés seguro de que los productos que usaremos y sus fechas de caducidad son adecuadas (fáciles de ver), Podemos comenzar:

Organice los materiales que se utilizarán a una altura funcional que evite eventuales caídas del producto e incluso posibles frustraciones (que el mayor no entienda de que se trata).
Separe los productos que se utilizarán.
Individualmente, solicite al mayor que encuentre los ingredientes necesarios en la despensa y los traiga a la mesa para continuar con la actividad.

productos de la despensa
Es importante recordar que algunas fechas de caducidad puede tomar algún tiempo hasta que sean encontradas, dependiendo de cómo esté la función cognitiva de la persona. Tenga cuidado al elegir los productos.

Dependiendo de tus objetivos, se puede pedir a los ancianos que:

– Identifiquen fechas de caducidad
– Pongan los productos en el orden de acuerdo con la fecha (del que caduca primero hasta el último)

productos y fecha caducidad

Aún puedes:

1. Enumerar los nombres de los productos y las fechas de caducidad.

2. Identificar y secuenciar los productos según el orden de la lista de ayuda.

3. Si el mayor tiene intereses por la cocina o tiene un conocimiento mínimo sobre la preparación de algunos alimentos, ¿qué le parece proponerle que identifique los platos que se pueden preparar con aquellos productos cuya fecha de caducidad esté cerca? Pueden ser platos para cada producto o incluso uno que los combine varios entre si.

4. Los mayores que saben cocinar pueden escribir la receta en papel.

5. Sugerir al miembro de la familia o el cuidador para hacer la receta en otro momento con la participación del mayor (al menos en algunos pasos).

6. ¿Qué tal hacer un juego usando nombres de productos y fechas de caducidad? Puedes trabajar secuenciación o emparejamiento y cualquier otra cosa que creas que el mayor consiga aportar a este material.

7. Las actividades de cálculo también pueden ser estimuladas. Cuánto tiempo duró el producto (fecha de fabricación y fecha de caducidad); ¿Cuánto tiempo sigue siendo válido? Adapte la complejidad del cálculo a la capacidad del cliente. Algunos productos ya requieren algunos cálculos en su embalaje, consulte el siguiente ejemplo:

Una actividad simple, pero que puede ser muy útil y muy rica es la ORGANIZACIÓN DE LA DESPENSA, de acuerdo con la validez del producto. Una actividad como esta es muy importante para las personas que siempre han estado en el control de la casa y, debido a una disfunción cognitiva, tuvieron que ausentarse.

Esperamos sugerencias para otras maneras de uso del material.
¡Y también aguardamos los comentarios sobre tu experiencia con esta actividad!

Necesitamos tu opinión

Necesitamos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*